DISOLUCION DE EMPRESAS INACTIVAS

#disolucion de empresas

La DISOLUCION DE EMPRESAS INACTIVAS, otra obligación del administrador.

DISOLUCION DE EMPRESAS

las obligaciones del administrador

Algunas leyes y normativas parece que se hagan con el único fin de tener una manera “legal” de trasladarle las responsabilidades al administrador de una sociedad. Tal parece ser el caso de lo que ocurre actualmente con la obligación de DISOLUCION DE EMPRESAS INACTIVAS.

Antes de la entrada en vigor del Real Decreto 1/2010, una de las causas de DISOLUCION DE EMPRESAS era su inactividad continuada durante tres años. Desde que entró en vigor el Real Decreto mencionado, dicha obligación ocurre ya con un solo año de inactividad.

¿Qué repercusiones tiene esto?

En el momento en que se incurre en causa de disolución (un año sin actividad), el administrador tiene la obligación de convocar una junta general en el plazo máximo de 2 meses para que se adopte el acuerdo de disolución. Si no actúa de ese modo, automáticamente pasará a responder de manera solidaria por las obligaciones de la sociedad posteriores al inicio de la causa de disolución.

Como digo, es una manera más de atar de cerca al administrador para, con cualquier excusa, hacerle cargar con el muerto.

Si tenemos en cuenta que este tipo de cosas no las sabe la gente y que cuando las empresas están inactivas, normalmente ni siquiera tienen asesor, lo normal es que este incumplimiento sea de lo más habitual.

Ahora bien, lo de que una empresa esté obligada a disolverse por el simple hecho de estar una año inactiva es un tanto relativo. No hay sanción por el hecho de no hacerlo. Una empresa puede estar décadas inactiva y volverse a activar en cualquier momento. Lo único que hay que tener en cuenta es que seguirá obligada a presentar el impuesto de sociedades y el depósito de cuentas. Si cumple con esos requisitos y la sociedad no asume ninguna obligación, cosa bastante normal si está inactiva, ninguna responsabilidad le pueden derivar al administrador.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

9 Comentarios.

  1. Estimado Ramón, en primer lugar quisiera darle las gracias por su blog. Quisiera consultarle sobre una SL que inicié con un socio hace ahora 22 años… en realidad, la “empresa” funcionó solamente dos o tres meses. Paramos la actividad comercial (sin dejar ninguna deuda a nadie: proveedor, autónomos, etc) y, según mi socio, su gestor dejó la SL “durmiendo”. Por un asunto legal, hice hace dos años (por primera vez en mi vida) la declaración a hacienda. Para mi sorpresa, mi gestor´me dice que tengo aún aquella SL… Lo que realmente no entiendo es que cuando me pongo en contacto con mi ex-socio, éste me comunica que a él no le aparece ya esta SL por ningún sitio. También me comunica que, próximamente, quiere montar un negocio, y que de ser posible, firmemos mi “baja” ante notario de la SL para que él pueda utilizarla. No entiendo muy bien el por qué a mi me aparece dicha sociedad y a él no… y me gustaría saber si, ahora que vamos a intentar quitar mi nombre de la SL podrían sancionarnos económicamente por no haber presentado nada durante estos 22 años. Muchas gracias señor Ramón.

    • Perdón señor Ramón, me equivoqué: era una Comunidad de Bienes, no una SL. Gracias

    • Disculpe señor Ramón, era un Comunidad de Bienes, y no una SL. Gracia

    • He visto en su siguiente comentario que hablamos de una Comunidad de Bienes y no de una SL. Una CB no tiene personalidad jurídica y la responsabilidad es de los comuneros sin ninguna limitación. Darse de baja usted para que la use su socio es absurdo. Si como dice, han pasado 22 años, yo creo que hacer cualquier cosa ahora puede ser contraproducente. Si su exsocio quiere montar un negocio, que se olvide de esa CB y que lo haga de cualquier otro modo. Podrían disolverla ahora; puede que incluso sea lo más legal, pero de verdad, después de tanto tiempo sin haber tenido ningún problema, mover la colmena me parece inapropiado.

      • Muchas gracias por su pronta contestacion. Si, mi ex-socio pensaba también que era una sociedad limitada…al acordarnos de que era una CB dice que no vale la pena. Sin embargo, nos gustaría disolverla. Una última consulta: nos podría acarrear esto un pago de sanciones de algún tipo? Le agradezco su atención.

        • Después de tantísimos años, entiendo que en Hacienda estará de baja de oficio, puesto que no han recibido ningún requerimiento por no presentar declaraciones trimestrales o anuales. No creo que les llegue ahora ninguna sanción.

          Por cierto, si pretende iniciar otra actividad, no constituya una CB, es totalmente desaconsejable. Es mucho mejor una SL. Consulte: http://www.sociedadesurgentes.com

          • Le agradezco muchísimo sus respuestas. Enhorabuena por sus valiosos aportes, libros, blog y por todo el esfuerzo desinteresado que realiza. Tendrían que haber por el mundo unos cuantos más como usted. Gracias.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón