Dieselgate. Bruselas expedienta a varios países por el caso Volkswagen

Todo esto de las sanciones y de la Comunidad Europea resulta bastante curioso. A estas alturas todos hemos oído hablar (¿cómo no?) del Dieselgate (lo del falseamiento en la lectura de las emisiones de los coches), pero lo cierto es que algunos meses después de aquello, ya no se comenta demasiado. ¿Qué es lo que ha pasado?

¿Qué es lo que ha pasado con el Dieselgate?

#Dieselgate

Dieselgate. ¿Al final quién pagará qué?

En EE.UU. que es donde parece ser que se descubrió el asunto ya se ha llegado a algún acuerdo provisional para que Volkswagen indemnice a clientes, pero en España y en otros países europeos afectados, el silencio y el barrer bajo la alfombra ha sido la tónica general después de esos meses de noticias diarias sobre el escándalo. Hay tantas cosas de las que hablar que se nos olvidan pronto las noticias pasadas.

Parece ser que Bruselas ha abierto sendos expedientes a Alemania, España, Luxemburgo, Reino Unido, República Checa, Grecia y Lituania por no haber hecho nada contra Volkswagen desde que se destapó el escándalo. Bruselas como tal no puede sancionar directamente a la empresa, pero sí que tiene atribuciones para sancionar a los países que son los garantes de que las pruebas de emisiones sean fidedignas.

Lo curioso de todo esto es que el asunto podría acabar en multa. Pero no una multa a la empresa sino una multa a los distintos países, la cual, si se paga, saldrá de nuestros impuestos. O sea, Volkswagen engaña con las lecturas fraudulentas; los países no sancionan a la empresa (excepción hecha de EE.UU) y ahora podemos vernos perjudicados los ciudadanos a través de las susodichas sanciones comunitarias.

Desde España responden diciendo que sí que ha habido actuaciones contra la empresa. Veremos en qué queda todo. Recordemos que Volkswagen fue la primera, pero que luego el escándalo rebotó en otras marcas, así que si llegan las sanciones por Volkswagen, estas podrían no ser las únicas.

Si alguien tiene que pagar los platos rotos espero que sean los culpables y no los que no tenemos nada que ver con todo este asunto.

Ramón Cerdá

 

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

11 Comentarios.

  1. La verdad es que pienso que la mejor manera para solventar estas cosas, es tener un coche con glp ya que la verdad ahorramos en gasolina y nos evitamos estos problemas.

  2. Aquí los medios están ocupados con el padre del desfalco de la pequeña nadia. Apertura dia tras día en la cabecera de los telediarios

  3. Josep Badrenas

    Es evidente que no interesa al gobierrno de España tirar de las orejas a Wolskvagen. Son muchos miles de puestos de trabajo gracias a esa marca y al grupo que lifera. ¿Con que cara les pediriamos que sigan fabricando modelos en e España? Ellos no tienen mucho problema en deslocaizar factorias… En cambio nosotros, España, si tenemos mucho problema en recolocar a esos trabajadores y compensar la incidenciaque pudiera tener su huída en nuestrioPIB. Además, ¿seguro que es obligación del gobierno del país en que fabrican el controilar el cumplimiento de las normas o standars de contaminación, si la mayor parte de vehiculos producidos se van a otros paises?

    • De quién es la obligación no lo tengo claro. Las normativas siempre las hacen de manera que puedan derivar responsabilidades a alguien… Al final lo que importa es tener un chivo expiatorio. En cualquier caso estoy de acuerdo en que sancionar a una empresa que te puede decir «hasta luego», no es una decisión fácil. Yo seguramente no la hubiera sancionado.

  4. Voy a aventurar una explicación. Habrá llegado algún alto funcionario español a Wolfsburg a comentar y le habrán contestado algo así: como nos sanciones, te voy a cerrar Landaben y la fábrica SEAT de Martorell y el Ibiza lo vamos a construir en la república federal de las chimbambas. Ahora les explicas a los 25000 señores que se van a ir a la calle el tema de las sanciones.

    Claro, te dicen eso y sales del despacho en cuestión con las piernas temblando. Volkswagen es mucho Volkswagen y es Audi y es Skoda y… es SEAT por supuesto.

    Esto también convendría decírselo a los burrócratas de Bruselas (sí, con doble erre) Así que menudo compromiso tenemos. Si actuamos, mal. Si no actuamos, peor.

    Curioso que Francia no esté en la lista ¿Tendrán Renault y PSA algo que ver?

    Como el papel lo aguanta todo y es muy fácil y cómodo opinar desde mi sillón, diré lo que haría yo. Echar un órdago. Miren ustedes, como hagan eso resulta que les voy a prohibir vender un sólo puñetero coche en España de sus marcas. Ya verán la risa que les va a dar. Hay precedentes, ojo.

    Pero, claro. Esto de la mano dura es populismo, va contra el libre mercado y -para algunos- nos situaría al nivel de Trump, Le Pen o similares.

    Así que, cuando paguemos la multa a Bruselas que sepamos quién manda en España.

  5. La norma parece incumplible y perjudica al final a los usuarios. Se pasaron.

  6. Tendría guasa que encima fueramos los ciudadanos los que tuviéramos que pagar porque unas empresas han cometido fraude y las autoridades competentes no hicieron bien su trabajo en connivencia con ellas. Eso en castizo roman paladino se llama “cornudo y apaleado”.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón