Deudas gananciales después del divorcio

Cuando un matrimonio está en régimen de gananciales, las deudas adquiridas unilateralmente por uno de los cónyuges pueden ser privativas, pero si esas deudas se han asumido para atender obligaciones de la sociedad de gananciales, serán deudas gananciales aunque con posterioridad haya un divorcio. Eso es lo que ha ocurrido en una reciente sentencia en la que se obliga a la exesposa a atender su parte de las deudas, aunque las contrajo su marido sin la firma de ella.

Deudas gananciales firmando uno solo de los cónyuges

#deudas gananciales

Las deudas gananciales lo siguen siendo aunque solo uno de los cónyuges las contrajese.

Mientras estuvieron casados, el marido fue acumulando pequeñas deudas que fluctuaban entre los 500 y los 9.000 euros, hasta que la suma de todas ellas llegó a superar los 215.000 euros.

El divorcio ocurrió en 2011 y la Audiencia Provincial de Alicante condenó a la mujer a hacerse cargo de las deudas por ser gananciales. Ella recurrió argumentando que los créditos fueron cargados a la cuenta común sin su autorización.

El Supremo ratifica la sentencia de la Audiencia argumentando que son deudas gananciales y deben cargarse a los dos cónyuges al demostrarse que el dinero se empleó para cubrir los gastos corrientes de la vida en común de la pareja según todos los indicios:

1.- El dinero de los distintos créditos que desembocaron en deudas gananciales fue ingresado en la cuenta que el titular compartía con su esposa.

2.- Los créditos fueron necesarios para cubrir los gastos familiares porque el marido estuvo en paro durante distintos periodos en los que siguió aportando dinero para la atención de los gastos.

3.- El Tribunal también argumenta que la cadencia de los préstamos apunta claramente a que su uso fue paulatino para la atención de los gastos corrientes.

Por lo tanto, demostrado que el dinero se utilizó para el mantenimiento familiar, resulta del todo irrelevante que se firmaran por el marido, con o sin el consentimiento de la esposa.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

17 Comentarios.

  1. Mi marido le firmó recientemente a su ex porque cuando estaban casados el era avalista de un negocio de ella. Ahora ha cambiado sus negociaciones en el banco y ha cambiado algo. No se exactamente el que. Yo creo que el ya no tiene que firmarle absolutamente nada de ese negocio. Estoy en lo cierto? Se puede pedir que ser le quite de avalista?

  2. Hola buenas una consulta estoy casada en ganaciales y tenemos un préstamo por pagar aún 9 años . Se puede hacer algún papel en el que diga que en caso de divorcio las deudas contraídas en el matrimonio se hace cargo el sólo por que quiere el hacerlo así ? Y que tenga valideZ legal claro?

  3. A mi me acaba de llrgsr un embargo ,llevo doce años divorviada,soy avalista solidaria junto con mi ex de su coche,q el vendio,se quedo con el dinero y no pago a la financirra y envima yo le di la mitad porque me engaño…no me pasa la manutencion y esta condenado por dos veces por impago manutencion, y entrata a prison, tengo q hacerme cargo encima de su druda???

    • Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Usted como avalista responde ante el acreedor solidariamente. Lo que ocurre es que luego usted le puede reclamar judicialmente a su ex lo que haya pagado.

  4. Una pregunta que ocurre si las deudas se han adquirido después del divorcio a través de una S.L.en la que los dos son socios al 50% ? como se hace para disolver esta sociedad si una de las partes no quiere?

    • Entiendo que la sociedad es anterior al divorcio y que, al divorciarse, simplemente cada uno se quedó con su parte de la sociedad. De entrada ese me parece el primer error porque eso es un problema anunciado; si no hay entendimiento en el matrimonio, difícilmente lo habrá en la sociedad. En cualquier caso, tendría el mismo tratamiento que cualquier otra sociedad. De entrada los socios no son responsables directos de las deudas salvo casos concretos; sí puede serlo el administrador si ha habido mala gestión. Lo mejor es llegar a un acuerdo y si uno no quiere disolver, que se quede con las participaciones del otro y siga adelante con el «negocio».

  5. Estimado Ramón Cerdá me a gustado mucho su blog de las deudas gananciales, esta perfecto. Pero quiero ir un poca más de lo que ha publicado. Si el marido y la mujer estuviesen en separación de bienes, y el marido contrajese una deuda vinculada a los gastos comunes de la pareja, ella también esta obligada a pagarla, imaginemos que tiene un hijo y pide el marido un prestamo a nombre suyo personal de 30.000€ para que el niño estudie en EEUU, El marido no lo pago y se divorcia, pues ella responde con su patrimonio personal porque es gasto común de la pareja, (gasto comun diario para vida de la pareja, luz, agua, hijos, etc…),,,, PERO, PERO si el préstamo es para montar un negocio el marido y quiebra, solo responde el marido con su parte privativa, ella no responde. LA GENTE ESTA EQUIVOCADA PIENSA QUE LA SEPARACIÓN DE BIENES ES TOTAL, pues NO, ayuda, pero no es Total.

  6. Josep Badrenas

    gastos familiares hasta 215000 euros? Y sin el consentimiento o conocimiento de la esposa?
    un poco raro no?
    igual que Urgandarin i la Cristina.

  7. Me parece justo que si el dinero se lo han gastado los dos, pues lo paguen ahora entre los dos.

  8. Lo curioso de este tema es la forma que lo ha vendido la prensa, que habla de que una “pobre divorciada” se ha visto obligada a asumir deudas de su ex. Como se señala, lo que ha dicho la justicia es que las deudas, contraidas vigente el matrimonio, fueron contraídas para el beneficio de la unidad familiar y por tanto su pago corresponde a la sociedad de gananciales, formada en el momento del endeudamiento por ambos cónyuges.

    • Sí, un titular un tanto feminista 😉

      • Yo no creo que sea solamente feministas, es el tipo de periodismo al que estamos acostumbrados, sensacionalista. Vende mucho más esa noticia “feminista” que un simple caso de lógica como realmente es.

        • Sí, con los titulares pasan esas cosas. Yo mismo, a veces, sin entrar en el sensacionalismo, utilizo el el blog titulares un tanto sesgados para llamar la atención del lector. Es algo con lo que hay que ir con cuidado.

          • Y una pregunta… Mi marido era avalista con su ex de un préstamo sobre un negocio. Recientemente ha cambiado la ex las condiciones y le ha dicho que vaya a firmar otra vez.Yo creo entiendo que ya no tiene que firmarle nada.O si está obligado???

Deja un comentario


La Lectura de Ramón