Destino de las tasas judiciales, ¿alguien sabe qué han hecho con el dinero?

En noviembre de 2012 hablé por primera vez en este blog de las tasas judiciales. Ya dije que me parecían un atropello y también comenté que era un recorte para el derecho a la justicia de los ciudadanos. Argumentaba el Gobierno que era una medida disuasoria y no recaudatoria, simplemente para evitar la saturación de los Juzgados. Pasado el tiempo, uno se pregunta cuál ha sido el destino de las tasas judiciales.

#destino de las tasas judiciales

¿Aguien conoce el destino de las tasas judiciales?

Pienso que, con independencia de que fuera una medida recaudatoria o no, ya que se trataba de una tasa que es un pago directo sobre un «servicio», lo lógico es que dicha tasa se aplicase al buen funcionamiento de la administración, en este caso de los propios juzgados. O sea, que lo recaudado, dado que son tasas judiciales, se reinvirtieran en Justicia. Me consta que cuando se trata de impuestos esto no es posible; de hecho el problema que tuvo el Gobierno con el céntimo sanitario no fue otro que «asignar» directamente un impuesto para un gasto en concreto como era el sanitario. Pero si no me equivoco (corríjanme mis lectores si voy errado), cuando se trata de tasas es distinto. Una tasa, siendo un tributo, se aplica no obstante en función del disfrute de ciertos servicios y del coste de los mismos. ¿No sería por lo tanto lógico que esas tasas hubieran revertido en los juzgados dotándolos de más medios? De todos modos y como se verá más abajo, según Justicia no existe esta obligación legal de aplicación.

Destino de las tasas judiciales, ¿qué se ha hecho con ellas?

Pues parece que no se han usado para mejorar el servicio de los juzgados. Esperemos que no se hayan usado para hacer ninguna reforma en negro o para pagar sobresueldos porque nadie parece saber qué ha pasado con ellas.

Las tasas recaudadas superan los 500 millones de euros, una cantidad significativa. La pregunta sobre su destino la hizo el diputado de Compromís Joan Baldoví. La respuesta recibida: «el Ministerio no dispone de información al respecto». Por lo visto tampoco corresponde a la Agencia Tributaria «la determinación ni la información sobre el destino de ninguna tasa». Hacienda solo recauda pero no tiene «ámbito competencial» en el asunto.

Dice Justicia: «Así las cosas, no existe obligación legal presupuestaria de aplicar toda la recaudación por un concepto concreto a un gasto específico, puesto que lo que existe es una vinculación pero no afectación del ingreso recaudado con la tasa».

Pues nada, ante todo transparencia, ya me quedo más tranquilo. Sigamos pagando tasas.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

18 Comentarios.

  1. Cuando Gallardón era alcalde de Madrid, y muy alabado y admirado por muchos ilusos no residentes en la villa y corte, siempre les decía que se iban a enterar de lo que vale un peine cuando esta caja registradora, que es lo que es Gallardón, llegara a ejercer a nivel nacional, y que por mi parte deseaba que fuera cuanto antes mejor, para repartir el coste de sus demencias entre cuarenta millones en lugar de hacerlo entre cuatro millones.

  2. El Ministerio de Justicia ha reconocido, en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado Joan Baldoví, sobre el destino de los más de 500 millones de euros recaudados a través del cobro de las tasas judiciales que “EL MINISTERIO NO DISPONE DE INFORMACIÓN AL RESPECTO”, agregando qué, tampoco corresponde a la Agencia Tributaria “LA DETERMINACIÓN NI LA INFORMACIÓN SOBRE EL DESTINO DE NINGUNA TASA.

    La Ley de Tasas impuestas por el extitular de la cartera Alberto Ruiz-Gallardón en el año 2012 fue criticada por todos los colectivos a los que resultaba, y resulta de aplicación, hasta el punto de que, el nuevo ministro de justicia, Rafael Catalá, anunció, tras su toma de posesión, que modificará la ley de tasas judiciales como una de sus primeras actuaciones al frente del departamento.

    Pero ahora resulta que, tras casi medio año después de su compromiso, no es que toda siga igual sino peor, pues las tasas siguen campando por sus respetos, y el ministerio del ministro susodicho, no tiene ni idea de que se ha hecho con lo recaudado, ni está ni se le espera, para la modificación prometida.

    Para mí, que con esto va a pasar como con la modificación prometida de las velocidades de la DGT, que ¡ATENCIÓN! ENTRAN EN VIGOR HOY. Ha resultado que, a cambio de un APARENTE incremento de la velocidad máxima de 120 Km/hora a 130 Km/hora, que todavía no se aplica, y cuando se haga, será sólo para algunas autopistas en algunos tramos de algunos días de excelente situación climatológica, de tráfico fluido y capricho de quien dé la orden de activar los paneles correspondientes que habrá que observar con más atención que un búho, es decir, a cambio de nada, nos han “jodido” con el resto de la norma, rebajando casi todos los demás límites anteriores, y ajustando los radares al mínimo.

    Así que, Sr. Baldoví…¿Pa qué pregunta usted?, ¿Qué quiere? ¿Recordar al ministro su compromiso…y que nos lo arregle?…miedo me da.

    Ahora en serio, empieza uno a dudar, sí es necesario que todos continuemos aportando nuestro granito de arena para cambiar el grave perjuicio que esta ley causa a la Administración de Justicia, y a sus usuarios…o si es mejor el “Madrecita, que me quede como estoy”…visto como entienden los arreglos, en el gobierno, por ejemplo, desde la DGT.

  3. La tasa va en primer lugar a mantener el “servicio” que se “recibe”
    En este caso incluso se anunció el destino de la tasa… (“prometer hasta el meter”).

    Someto un par de cuestiones a su consideración:
    1.- El DNI es obligatorio desde los 14 años. Quieras que no, pagas por el “privilegio” de que te lo hagan… y de que te lo hagan portar. ¿Servicio? A ellos, para tenerte controlado más y mejor (p.ej.: en USA no existe).
    La Justicia no es un servicio, es una función estatal (otra cosa es que la estén privatizando. Y puedo dar más ejemplos que el “Registro Civil de pago” y las Mediaciones Privadas… incluso en temas penales).

    2.- Cuando Rajoy expropió la paga de Navidad de los funcionarios, se comprometió (¡y por TV!) a devolver la cantidad sustraida en 2015…
    “Donde dije Diego, digo que para mi sí hay incremento…”

    2 bis: En Cataluña los funcionarios de Cuerpos Nacionales cuya pagaduría corresponde a la Generalitat, llevan desde entonces sin dicha paga.

    Además del incluplo/y/miento, el incremento de impuestos y la reducción de salarios (¿con destino a Asesores y Obras Pías?) ha sustraído un dinero que hubiera venido muy bien para sostener la demanda interior: el consumo familiar.

    ¿Pero quién necesitaba mejorar la economía y evitar la destrucción de empleo?

  4. las tasas como el resto de impuestos se debe decir donde se invierten y si no nos lo dicen algo esconden la gente reclama transparencia y lo que no puede ser es que nos sigan diciendo fondos reservados y no tributables la caja de pandora !!!!!!!!!! nos estan robando pues !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. En mi opinión, y por ahí han ido todas las sentencias al respecto, incluidas la del céntimo sanitario, las tasas son tributos que se deben aplicar exactamente para aquello que se han concebido. Han tenido que venir una vez más de la UE a recordarlo. Por ahí vino el problema del céntimo sanitario, si quieres aplicarlo a la sanidad no puedes ponerlo sobre el combustible, ni siquiera aludiendo vagamente a una supuesta contaminación mala para la salud. La tasa de basuras debe aplicarse a la limpieza y recogida de estas y no a pagar el alumbrado o subvencionar los hospitales, y así sucesivamente. Para eso están los impuestos que son tributos generales inespecíficos y no finalistas. Pero los políticos se olvidan constantemente de ello porque la tasa implica un control concreto y presupuestario añadido ya que tiene que ser finalista y específico. Los políticos huyen del control como gato escaldado. Con la Ley de la Transparencia debería poder saberse dónde ha ido ese dinero, de lo contrario es una filfa más que se han inventado. Lo que dice el ministerio de justicia es de broma, si no fuera de juzgado de guardia, al que no podremos acudir precisamente por las dichosas tasas.

    • Eso es lo que yo pienso, que siendo una tasa judicial, debería dedicarse íntegra y directamente a los juzgados, por eso no entiendo (bueno, sí que lo entiendo) que se vayan por las ramas y nadie quiera decir qué se ha hecho con ese dinero. Pasa como con las sanciones de Tráfico, que aunque no son tasas ni por ley está así contemplado, opino que deberían usarse para mejorar carreteras y cosas así.

  6. Buenos días a todos :
    Creo recordar ya haber hablado del destino de las Tasas Judiciales . No recuerdo si en este Bloc de Ramón o en algún otros . Pero la realidad es que se sigue uno haciendo la misma pregunta .
    Cuestión que creo que como todo en este País , nunca sabremos la verdad ni obtendremos respuesta convincente .
    Pero …. Y que me decís de las FIANZAS DE RESPOSABILIDAD CIVIL . ¿?¿? quien el pone el cascabel al Gato .

    Un fuerte abrazo .

  7. Yo sí sé a donde NO FUERON: a financiar la justicia gratuita que es la justificación que usó el fiscal sietemesino (que ha trabajado siete meses en su vida) cuando aprobó las tasas. Legalmente, lo han embrollado sobre que si afección, destino, etc. Pero formalmente, es una flagrante desviación de fondos. Porque a la justicia gratuita, no solo no ha llegado más dinero (lo recaudado por la nueva tasa que debería ser para esto) sino que ha llegado menos cada año….

    • Lo de las tasas es de vergüenza, pero de verdad que me callaría si el dinero fuese a parar a mejorar los juzgados, o la justicia gratuita, o para que quitaran las manchas de humedad y se compraran algunas estanterías.

  8. Bs ds.
    Muy bueno Ramón

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón