Desgravación de gastos de vestido y educación

¿Es permisible la desgravación de gastos de vestido y educación de los hijos para los padres separados? No era esa la interpretación de Hacienda, pero una reciente sentencia puede ser el inicio del cambio para estas cuestiones.

¿Qué dice la sentencia sobre la desgravación de gastos de vestido y educación?

#Desgravación de gastos de vestido y educación

Desgravación de gastos de vestido y educación según sentencia

La reclamación de un contribuyente argumentaba que se trataba de gastos indispensables para el sustento de sus hijos. Se ha aprobado la demanda contra la previa resolución del Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid que no permitió en su día la desgravación que solicitaba el contribuyente.

 

Antecedentes del caso:

Se trata de padres separados que tienen la custodia compartida de los hijos, de manera que cada uno de ellos se hace cargo de su manutención durante el periodo que conviven con ellos. En el acuerdo (convenio regulador) se estableció que cada excónyuge ingresara trescientos cincuenta euros en una cuenta abierta a tal fin y que administraba la madre. Esos importes quedaban dentro del marco de anualidades por alimentos a favor de los hijos, interpretando el convenio como tales todos los gastos en sentido amplio, que no solo cubrían los alimentos en sí mismos, sino todo lo concerniente a la manutención (vestido y educación entre otros).

#guía práctica para padres divorciados

Ampliamos la colección de breves manuales con la Guía práctica para padres divorciados

Dice el Tribunal Superior de Justicia de Madrid: «La mención a las anualidades por alimentos constituye un concepto jurídico que se ha de interpretar atendiendo al tenor literal del convenio aprobado en sentencia de separación y al sentido que las partes quisieron atribuir a sus cláusulas». «Los alimentos comprenden todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, así como la educación e instrucción».

Mi opinión sobre estas cosas:

Por una parte siempre me alegro de que una sentencia vaya en contra de Hacienda, pero por otra, hay cosas que no acabo de entender. Intentaré explicarme:

Pongamos por ejemplo las dos siguientes situaciones:

1.- Familia compuesta por padre, madre y dos hijos que viven felizmente sin el trauma de una separación matrimonial.

2.- Familia igual que la anterior (padre, madre y dos hijos) cuyos cónyuges se separan y comparten la custodia de los hijos. En el convenio se establece que cada uno ingrese en una cuenta una cierta cantidad de dinero para los gastos de los hijos.

¿En qué se diferencia el caso uno del caso dos? ¿Acaso la primera familia no tiene gastos de vestido y educación? Es evidente que sí que los tiene… pero no se los puede deducir en renta.

La pregunta del millón:

¿Por qué unos mismos gastos han de ser deducibles para una familia y no para la otra?

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. juan zapatoclon

    El problema más grave de todo ello es que “Spain is different”, como dijeron los ingleses del siglo XIX para referirse a la España del botijo y el flamenco (me refiero a ello como la imagen de postración en el pasado que toman esos ingleses, no porque sean intrínsecamente malos), o como también dijeron los franceses “Äfrica empieza en los Pirineos”. Por una parte, tenemos una Hacienda Pública sobre la que usted en particular escribe un libro titulado “Hacienda nos roba”, y además la “Hacienda Pública” lo hace a conciencia y sin pudor. Y por otra parte, tenemos un cuerpo legislativo impropio de una democracia, que está al servicio del correspondietne partido que los coloca en unas listas cerradas e inamovibles, y que legisla de todo, cosas impresentables, ilógicas, etc. Si a ello le añadimos la organización de la judicatura, de la fiscalía, ccon nombramientos a dedo por parte del ejecutivo y partidos políticos, nos sale una mala, malísima mezcla. ¡Ay, si de verdad tuviéramos una democracia! ¡Otro gallo nos cantaría!

  2. D. Ramón en el caso viven juntos todos hay menos gastos porque el de la vivienda que es el principal viven bajo el mismo techo, en el de los padres separados alguien se tendrá que hacer cargo de la hipoteca y buscarse un nuevo piso para vivir, creo que será por éso idgo yo

    • Es posible, pero personalmente no me parece bien que los no separados, de manera indirecta, tengamos que subvencionar vía impuestos a los que se han separado y tienen hijos. En cualquier caso, si es como usted dice (que puede ser), lo lógico sería que lo deducible fuera el gasto adicional de la vivienda y no el de los gastos de los hijos que no tiene variación.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón