Derecho a mentir. ¿Quién lo tiene?

Aunque con matices, lo cierto es que nuestra legislación ofrece el derecho a mentir al acusado, investigado, o imputado, como se le quiera llamar. No es que se diga exactamente así en ninguna ley, pero el derecho a la defensa lo lleva implícito.

Los matices del derecho a mentir

Me voy a referir solo a la legislación española; desconozco lo que a este respecto ocurre en otros países más allá de aquello de la quinta enmienda y poco más. Aquí en España, en la Ley de Enjuiciamiento Criminal se detallan los derechos del investigado (antes llamado imputado), o simple detenido. La ley ampara al detenido en uso de su derecho a la legítima defensa, a no responder a una o varias preguntas que le sean formuladas. Evidentemente también puede optar por negar los hechos o defenderse con cualquier argumento, por peregrino que este sea. Si finalmente se demuestra su culpabilidad, será condenado por ello, pero no se le acusará de perjurio por el hecho de haber mentido en sus declaraciones, ni siquiera las realizadas en un juicio. Distinto es el caso del testigo; si este miente y se demuestra que ha mentido o ha omitido información por él conocida, sí que se le podrá condenar por perjurio.

#Derecho a mentir

Derecho a mentir. Imprescindible en nuestra jurisprudencia

Si lo analizamos, no desde la perspectiva jurídica, sino desde la simple lógica, veremos que no es absurdo mantener este derecho a mentir. Si alguien (culpable o no) tiene derecho a la defensa (otra cosa sería impensable hoy en día), necesariamente, si no es inocente podrá argumentar cualquier cosa. Si no existiese el derecho a mentir, cualquier condena debería llevar implícita otra (salvo en los casos de confesión espontánea) porque todo acusado habrá mentido en el juicio intentando no ser condenado. Por lo tanto, de alguna manera, el derecho a mentir tiene que ser aceptado sin mayores represalias.

Hay una posibilidad que es la que genera más dudas, pero solo superficialmente. Me refiero a un caso en el que se pueda demostrar que el investigado ha mentido en el juicio pero, a la vez, no se han encontrado pruebas que puedan condenarlo por el delito investigado. En un caso así se podría argumentar que se le podría acusar, al menos, de perjurio. Pues no, eso no es posible, ni siquiera en ese caso hipotético se le podría condenar por perjuro. Tampoco en el supuesto de que confesara haber mentido en sus declaraciones.

Aunque es algo sabido y generalmente aceptado, también se sustenta gracias a algunas sentencias. Por ejemplo la sentencia SAP M 7850/2013 de 9 de mayo de la Audiencia Provincial de Madrid, en la que queda claro que el acusado (a diferencia de los testigos), no está obligado a decir la verdad. Lo reconoce también la jurisprudencia: (SSTC 290/1993, de 4 de octubre; 129/1996, de 9 de junio, y 153/1997, de 29 de septiembre).

Sé de mucha gente que esto del derecho a mentir no le parece bien, pero si queremos mantener un derecho a la defensa, ¿qué otra opción nos quedaría?
Yo sí que estoy totalmente de acuerdo en este derecho a mentir del investigado.
.
Ramón Cerdá
.
Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

21 Comentarios.

  1. Testigo y peritos juran (o prometen). Al investigado sólo se le exhorta a decir la verdad, de lo cual se infiere que si depende de su voluntad… es porque no tiene la obligación de hacerlo.

    STS de 25 de abril de 2015 que “el derecho a no declararse culpable no abarca un inexistente derecho fundamental a mentir (STC 142/2009 (…)); aunque, obviamente, (…) las mentiras del acusado vertidas en su declaración son impunes.”

    No es que exista “el derecho a mentir”: existe la facultad de dar “versiones alternativas”. Me explico. Solemos ver muchos juicios americanos, en los cuales la argumentación de la defensa consiste en presentar una “versión alternativa plausible” (¡o incluso varias simultáneamente!), y la razón para ello es obvia: sólo si puede descartarse cualquier otro relato de los hechos, se puede considerar probada la acusación “tal y como esta esté formulada”.

    Los juicios españoles quedan grabados en vídeo: si un abogado (¡incluso del Ministerio Fiscal!) defiende una versión de los hechos que difiere de la que finalmente recoge la sentencia como “hechos probados”… ¿ha de ser condenado? 😉

    Pues eso mismo.

    • Una cosa es decir “no está claro que Juan sea culpable, porque otra persona podría haber hecho eso” y otra cosa es decir “otra persona ha hecho eso”.

      > “Si un abogado […] defiende una versión de los hechos que difiere de la que finalmente recoge la sentencia como “hechos probados”… ¿ha de ser condenado?”

      ¿Qué quiere decir “defiende”? ¿Quiere decir que ha dicho que es posible que haya sucedido otra cosa? ¿O está afirmando que ha sucedido otra cosa, a sabiendas de que no es así? (en cuyo caso miente)

      • Dele todas las vueltas que quiera, pero la realidad es la que es (aunque no guste a todos). El investigado, para defenderse, pueden mentir porque aunque no sea eso lo que dice expresamente la ley, queda implícito en todo planteamiento judicial. El abogado puede saber que su representado es culpable; eso no impide su defensa ni que no pueda defender las posturas de su defendido, por mucho que implique decir cosas que no son ciertas. No es cuestión de opinión.

      • Una cosa es demostrar que hubiese podido ser otro el autor del delito, otra diferente es saber que el “representado” es culpable, y luego “decir cosas que no son ciertas”, como dice usted, para dejar a los culpables en la calle, para que sigan haciéndolo. Al menos que la gente sepa lo que está pasando.

        • Opiniones aparte, no es así como funcionan las cosas. Está insistiendo en algo que no es así por mucho que para algunas personas fuera lo deseable.

          • Tal vez se haya confundido de conversación, lo que yo he dicho que sucede… usted mismo ha dicho que sucede (“El investigado, para defenderse, pueden mentir porque aunque no sea eso lo que dice expresamente la ley, queda implícito en todo planteamiento judicial” y “El abogado puede saber que su representado es culpable; eso no impide su defensa ni que no pueda defender las posturas de su defendido, por mucho que implique decir cosas que no son ciertas”)

            P.D. Es “mentir como un bellaco”, no “mentir como un cosaco” (http://elblogderamon.com/falta-de-respeto-por-las-sentencias-judiciales/)

          • No lo sé, con usted ya me he perdido…

            En cuanto a lo de los cosacos, gracias por su apunte. Debo decirle no obstante que la expresión «como un cosaco» se refiere a hacer algo de manera exagerada, sea lo que fuere. Le recomiendo la lectura de este artículo: http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-miguel/dichos-y-decires-23350/. Por supuesto, lo de «mentir como un bellaco» también es aceptable, pero los matices se confunden en esa expresión. Así como «mentir como un cosaco» se traduce como mentir de manera exagerada (que es lo que yo quería reflejar en mi texto porque me estaba refiriendo a mí mismo), la expresión «mentir como un bellaco» lo equipara a mentir como un ruin o un pícaro (también podría ser sagaz o astuto). En definitiva, un cúmulo distinto de posibilidades. Pero lo que yo quería decir en el texto era «de manera exagerada» 😉

  2. Pues yo no creo que haya que garantizar un derecho a mentir, ni siquiera tácitamente.

    Debe respetarse el derecho al silencio, por supuesto. A no declarar contra sí mismo. Con cerrar la boca o decir “No me consta” es suficiente.
    Serán otros los que tengan que demostrar la cuipabilidad.

    Lo de poder mentir… me parece una aberración.

    • Bueno, decir «no me consta» si realmente es culpable, eso ya es mentir. ¿No? ¿Eso sí lo permitiría usted?
      Además, el acusado tiene derecho a declararse inocente… Y para eso también debe mentir si es culpable. ¿Cómo declararse inocente si no?
      Y por otro lado, si eso realmente pudiera aplicarse así (que es imposible), cuando a alguien le preguntaran cualquier cosa, por ejemplo:
      ¿Estuvo usted en el lugar de los hechos? Si es culpable y dice No, está mintiendo y según usted eso no se puede permitir, pero si dice sí, se autoinculpa, y uno tiene derecho a no autoinculparse. Pero si calla, evidentemente es como si estuviera respondiendo que sí, con lo cual, todo el procedimiento rozaría el absurdo.
      Lo que usted plantea es utópico y no serían necesarios los tribunales. Bastaría con preguntarle al investigado si es culpable o no.

      • No me consta quiere decir no estoy seguro, no lo recuerdo bien, no es como usted me dice…
        En caso de duda, por supuesto, lo mejor sería guardar silencio mejor que dar respuestas ambigüas. En este caso callar no es otorgar.

        Declararse inocente, por el contrario, no es mentir. Todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Por tanto el acusado no se sienta en el banquillo siendo culpable. Lo será, en todo caso, cuando haya una sentencia.

        Usted me dirá que es un tecnicismo y que, en el fondo, es una mentira pero, efectivamente, para que haya una defensa efectiva tenemos que partir de que el acusado es inocente. In dubio pro reo.

        • Lo que usted diga. En cualquier caso no es lo que yo piense o lo que usted piense, sino lo que es, y en la práctica el investigado puede mentir porque esas mentiras no tendrán consecuencias en su condena, si es que la hubiere. Este artículo ni siquiera es exactamente «de opinión»; más bien se constata una realidad para que cada cual la aplique como mejor crea conveniente.

  3. El derecho a mentir tendría unos límites: no implicar a otros, falsamente, para salvarte tu.

  4. Yo pondría el polígrafo para todos los casos de choriceo y ladronicio ó corruptelas obligatorio y un jurado popular pero que los nombres y direcciones del jurado lo eligiesen desde otro pais porque aquí los comprarían, no me cabe la menor duda

  5. “El derecho a mentir tiene que ser aceptado sin mayores represalias.”

    La gente se retrata a sí misma.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón