Denuncias falsas sin fundamento. Una lacra social en alza

La Policía tendría que hacer más por averiguar si se presentan denuncias falsas. Y no digo que no hagan nada, porque sí que lo hacen como lo demuestra el hecho de que, de tanto en tanto, aparezca una noticia como la que voy a comentar, pero me sigue pareciendo preocupante que muchas mujeres (no digo que los hombres no puedan presentar denuncias falsas) utilicen lo de las denuncias falsas con el único fin de vengarse de sus parejas o exparejas. Me parece ruin y rastrero, y sin pretender justificar para nada la violencia de género, estas personas que actúan de este modo deberían saber que están sembrando precisamente eso. Nunca se sabe cómo puede llegar a reaccionar una persona a la que se le ha acusado de algo que no ha hecho y encima no puede demostrar su inocencia.

Las preocupantes denuncias falsas

#Denuncias falsas

Denuncias falsas; muchas más de las que salen a la luz

Siempre que se habla de denuncias falsas aparecen estadísticas (igualmente falsas), porque es imposible saber cuántas se presentan en realidad. Ciertos colectivos dicen que no existen las denuncias falsas o son simplemente casos aislados, mientras otros colectivos dicen todo lo contrario. Así que no voy a hablar de cifras, pero sí de la importancia que tiene que la Policía ponga en duda las denuncias de este tipo antes de darlas por buenas.

Lo que demuestra que sí que se investigan a veces estas cosas está en que recientemente la Policía Nacional ha imputado a una mujer de 37 años, por un delito de denuncia falsa sobre violencia de género en Gran Canaria.

La denuncia era por coacciones y decía que su expareja estaba continuamente en la puerta de su casa esperando a que ella y su hija salieran del domicilio para, a continuación, seguirlas. Tras varias pesquisas policiales, se pudo demostrar que el denunciado se encontraba en otra parte cuando se suponía que ocurrían estos hechos. Y es que estas denuncias falsas, a veces pueden ser fácilmente desmentidas a poco que se hagan algunas averiguaciones.

Hay gente que no es consciente del daño que puede hacer con ciertas actitudes malsanas, no solo hacia ellas, sino hacia el resto de la sociedad.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

14 Comentarios.

  1. Me resulta penoso el saber que una mujer es capaz de poner una falsa denuncia y solo con ello paralizar de una manera fulminante los propositos de un padre para la custodia de sus hijas … ahora solo queda cruzar los dedos para que ese dia, se podria hasta decir el “juicio final”, todo eso que ella diga,haga e incluso invente,pueda acreditarlo.Mientras como buen padre, peroedio si ¡¡¡con orden de alejamiento!!!queda esperar… y sobre todo mucho pensar….

  2. María Vivó

    Las denuncias falsas no van por rencor solamente van por los 426 euros que cobran y hay hombres en la cárcel mientras la mujer cobra y disfruta con el otro.
    Pero van más aya, a mi como presidente de la comunidad en el 2013 me pusieron tres con juicio sin condena porque no lo pudieron probar. Y siguen en ellos con 4 denuncias falsas porque estamos mejorando la rampa de minusálido y es constante, han denuncado a la comunidad porque ellos están denunciados por impagos y nos piden daños y prejuicio. No ganan pero nos obligan a gastas dinero para defendernos.
    La policía y los jzgados deben de revisar estas denuncias y comprobarlas.

  3. Julián lario luis

    También se utiliza la denuncia falsa para paralizar procesos civiles de reclamacion de cantidad como estrategia comúnmente utilizada y a sabienda de todos los jueces….¿corrupción…fraude de ley…?…

    • Qué cara tienes hablar tú de denuncias falsas. Vas a perder todos los juicios incluido el de reclamacion de cantidad … y lo sabes

  4. Estimados amigos :
    Hasta la saciedad he escrito sobre este tema y como no nos hemos empleado a fondo , creo que hemos perdido esta guerra de ¨genero ¨.
    Habló Toni Canto , y miles de Lobas prendidas en fuego se tiraron a su cuello, ya que les va su comida en ello ( Femi na-zis Subvencionadas ) .
    A la Fiscalía no le interesa hablar abiertamente de este tema ya que sería motivo de destitución fulminante .
    El Ex Ministro y Padre de la criatura ( Violencia de Genero ) . Sr. López Aguilar , sufre en sus propias carnes los ataques indiscriminados de su ex esposa ( solo deseo que le haya dolido tanto como a todos nosotros o Más ) .
    Los que hemos sufrido un acoso delirante de las ¨Damas despechadas ¨ y sufrido en nuestras carnes los rigores de una Sociedad Desigual , solo nosotros sabemos, el gravísimo daño que se ha producido a esta Sociedad.

    Creo que deberíamos de hacer un SIMPOSIUM para hablar de este tema …
    ¡¡¡pero a quien le importa !!!!!

    Un saludo

    • Creo que tiene mala solución. De momento y como primer paso, me conformaría con que, cuando se demuestra que una denuncia es falsa (cosa difícil de demostrar, por cierto), se fuera contundente y duro con la denunciante. Eso evitaría algunas.

  5. Sí. La “denuncia falsa” y la “simulación de delito” son delitos:

    Denucia falsa:
    C.P. “Artículo 456.1. Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados: Con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito grave…”

    Simulación de delito:
    C.P. “Artículo 457. El que, ante alguno de los funcionarios señalados en el artículo anterior, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses.”

    Y como delito que son, se han de perseguir.

  6. Yo mismo he sido víctima de una denuncia falsa. En mi caso, curiosamente, fue una vecina que vino a mi casa a pegarme. Cuando intenté apartarla comenzó a gritar “Estás agrediendo a una mujer. Te voy a empapelar. Te voy a empapelar”. A continuación presentó denuncia con informe de forense,…La sharía inversa (la palabra de dos hombres vale lo mismo que la palabra de una mujer) que implantó el ínclito ZP está haciendo mucho mal. La policía me dejó claro que esta sharía inversa solo funciona si entre hombre y mujer ha habido relación sentimental. Pero los medios machaconamente hablan de que los hombres son violentos y las mujeres víctimas, de modo que una parte importante del ganado femenino se lo cree y corre raudo a provocar y poner denuncias falsas para aprovecharse de la situación de privilegio que un “estadista” tarado puso en nuestro paisaje jurídico. En mi caso salió el juicio y resulté absuelto, pero a ella nadie la ha perseguido por denuncia falsa. Mi abogado me desaconsejó hacerlo.

    • Esas cosas deberían estar mucho más castigadas cuando se demuestra que han ocurrido. Con tanta impunidad y tanta sobreprotección, es normal que las situaciones se repitan.

  7. Palabras textuales a una mujer policia cuando se presentó a casa de una denunciante, cuyo marido ya estaba en comisaría por denuncia falsa, ah y digale al cabrón de mi marido que no quitaré la denuncia mientras no me ponga el BMW a mi nombre, creo que con éso está todo dicho

  8. En su día fue sonora, aunque quedó en poco, la denuncia presentada contra un ex cónyuge fallecido. Personalmente me parece un tema grave, y ademas, medio organizado. Como en su día se agravó la condena penal contra hombres por malos tratos, creo que es el momento de poner un remedio penal a un tema grave: norma específica que imponga una pena grave a quien denuncie falsamente existiendo litigios judiciales de por medio, por ejemplo.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón