Denuncias falsas de un guardia civil

No quiero caer en la tentación de generalizar, aunque a veces me cuesta, en especial cuando empiezan a aparecer noticias en las que se habla de denuncias falsas de un guardia civil. No puedo evitar preguntarme cuántas veces pueden suceder cosas de este tipo en las que un agente, por venganza, por mala fe, o simplemente porque es una mala persona (que los hay y eso sí que no me lo discute nadie), decide falsear una denuncia. Si tenemos en cuenta que la palabra de la autoridad (de eso ya he hablado demasiadas veces por aquí) vale más que la del ciudadano, ¿cómo demostrar el abuso? Por suerte, de vez en cuando, alguien es descubierto, lo que demuestra que esto de falsear denuncias existe y no es ningún mito.

Denuncias falsas de un guardia civil por simple venganza

#Denuncias falsas de un guardia civil

Denuncias falsas de un guardia civil. A veces se descubren.

La historia que ahora nos ocupa (y que termina felizmente con el agente descubierto) empezó con un incidente de tráfico como tantos otros. La diferencia, que uno de los implicados era guardia civil:

Frenazo brusco, conductora que protesta con el claxon, bronca entre ventanillas, luces largas y supongo que algún que otro insulto. Lo de siempre, solo que esta vez ha llegado lejos y el agente implicado podría cumplir una pena de tres años de cárcel, además de suspensión de empleo y sueldo por un plazo idéntico.

Es evidente que estas cosas resultan muy difíciles de demostrar, pero las circunstancias, el destino y el karma, a veces se aúnan enderezando el universo. El agente, después del incidente hizo una búsqueda en el sistema informático de la matrícula del otro vehículo y a continuación amañó dos multas. El primer error fue que en una de ellas se equivocó de mes al cumplimentarla, el segundo error era que solo estaban firmadas por él y no por su compañero de turno.

Los conceptos de las denuncias:

«Circular detrás de otro vehículo sin dejar espacio libre que permita detenerse sin colisionar en caso de frenada brusca del que precede».

«Circular detrás de otro sin señalizar el propósito de adelantarlo, manteniendo una separación que no permite, a su vez, ser adelantado por el que le sigue con seguridad».

Las conclusiones de la sentencia por denuncias falsas de un guardia civil

«[…] formuló dos denuncias antes de estar de servicio, en su condición de ciudadano particular y como represalia contra una conductora con la que había tenido un incidente, prevaliéndose de su condición de guardia civil y de las ventajas que se derivaban de tal condición».

«[…] faltar a la verdad en la narración de los hechos, pues hizo constar en un documento oficial hechos inveraces en los que refleja unas infracciones de tráfico que no han tenido lugar en el momento que se indica ni encontrándose él de servicio y por unas conductas que se parecen sospechosamente a la naturaleza del incidente de circulación relatado por la testigo conductora del Hyundai, esto es, el vehículo de la testigo circulando inmediatamente detrás del vehículo del acusado, que pega un frenazo brusco y carente de justificación». «Esa conducta del acusado […] podría suponer una infracción del Reglamento General de Circulación, pero el acusado, con sus denuncias, transforma este hecho en dos infracciones». «No se trata de determinar cuál de los dos conductores obró correctamente». «El caso es que el agente decidió aprovechar las facilidades que le permitía el ejercicio de su función para actuar de forma unilateral y denunciar a la otra conductora faltando a la verdad en datos esenciales como represalia por el incidente sufrido minutos antes en su condición de conductor particular, contraviniendo así la finalidad de unos documentos oficiales que, además, sirvieron de respaldo para la incoación de expedientes administrativo sancionadores».

¿Por qué tres años de cárcel?

Porque aunque pueda parecer mucho por «dos denuncias sin excesiva importancia», es la pena mínima para estos casos, con lo cual el juez tenía poco margen de maniobra. Eso sí, hay una petición de indulto… ¿Alguien duda de que se lo van a aprobar? Personalmente tampoco me parece necesaria su entrada en prisión; como ciudadano, me conformaría con lo que ya ha pasado y con alguna que otra suspensión de empleo. Eso es más que suficiente; tampoco hay que hacer leña del árbol caído.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

7 Comentarios.

  1. Yo tambien fui victima de una denuncia falsa, en mi caso policia nacional , es algo terrible la impotencia que se siente . No fui sancionado delegacion de gobierno tuvieron la decencia de retirar la sancion con los policias ratificandose te puedes imaginar no se lo creia ni el instructor de la sancion . De todas maneras como es mi obligacion lo denuncie pero archivaron rapido el fiscal no veia delito , creo que el dia que en clase dieron los delitos de falsedad documental ,denuncia falsa etc…..por funcionario publico estaria con gripe y no fue . Me faltaron ganas y sobre todo dinero para contratar a un abogado y acusar yo ya que el fiscal en estos casos de policias y guardias civiles suelen ejercer mas de abogados defensores .

  2. Juan Carlos Cruces Briseño

    Es todo una mafia, pero no entienden que hunden la vida de una persona y la de su familia, no es justo. No tienes a donde recurrir ni nadie que de verdad se interese por tu situación. Te deja en banca rota y solo como un perro. Me siento indignado, maltratado y humillado, pero lo que mas me duele es que mi mujer y mis hijos también están pasando por ello, eso no lo voy a consentir jamás.

  3. Juan Carlos Cruces Briseño

    He sido víctima de una denuncia falsa por parte de un Guardia Civil y así lo testificaron sus tres compañeros que le acompañaban, la denuncia ha sido por agresión. atentado a la autoridad. En la declaración de los 4 agentes por separado, cada uno dice una versión distinta. El caso es que yo no hice nada de nada, un agente se acercó a mi, me dijo algo al oído y al girar la cabeza se dejó caer al suelo. Ha estado tres meses de baja, la forense ha hecho un parte médico de las secuelas que es una barbaridad, con toda la documentación adjunta me presenté en El Juzgado de León, todo era contradicciones, hasta la fecha que ocurrió el suceso. El Juez me obligó a pactar y no seguir adelante con el caso, me ha salido la broma por miles de euros, pero esto no es lo peor, cuando la supuesta agresión, me esposaron y me llevaron al calabozo, intentando quitarme los grilletes delante de La Juez al día siguiente en un Juicio rápido y las esposas se habían encasquillado, me forzaron los brazos de tal manera que me rompieron el manguito rotatorio del hombro izquierdo, Seguidamente fui al hospital y ya he pasado por dos operaciones, el caso está en La Audiencia Nacional y dicen que no hay causa efecto de la lesión producida. Miles y miles de euros gastados en tasas, iva, abogados, procuradores. Esto es una auténtica vergüenza, hacen y deshacen lo que les da la gana, se ríen de la sociedad. Ahora también me toca pagar las costas del juicio, me han dejado en la ruina total, a mi y a mi familia, con una lesión de por vida. No es justo. La Justicia es este país es una basura.

  4. Sin generalizar: que vaya a la cárcel y que esté una buena temporada.

    Servirá de ejemplo.

  5. Creo que esto deja claro lo perverso de un sistema donde se concede mayor valor a la palabra de una persona por el hecho de haber sacado una oposición, o un concurso oposición, o un curso de formación. Y el tema, que en en su origen tenía la justificación de conceder armas al Estado en su función de hacer cumplir la ley, se ha extendido hoy en día a cualquier persona que trabaje en el sector público (Hacienda, Trabajo, Comercio, Consumo) y parece sabido que muchas veces, estos funcionarios, a veces interinos, no han entrado por oposición sino de otras maneras menos recomendables. Pero aún así, lo que dicen va a misa…salvo en casos como este donde el perjudicado llega hasta las últimas consecuencias. Personalmente, no soy partidario de que a este señor lo indulten. Que cumpla con lo que dice la ley como castigo a lo que hizo.

  6. a mi lo que me parecería bien es que lo echaran a la calle sin que pueda presentarse en ningún sitio público, que se tenga que buscar la vida de autónomo o que lo coja alguna empresa privada, porque éste si no entra en la cárcel lo volverá a hacer, porque parece ser que este sujeto debe llevar en sus genes la mentira y la maldad, y si yo en la empresa en que trabajaba hubiera obrado así a la primera de cambio me hubieran echado de patitas a la calle no se por qué en la administración que pagamos nodos no pasa éso, bueno me lo imagino hoy por mí mañana por ti.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón