¿Por qué ir a Hacienda a que nos hagan la DECLARACION DE RENTA?

#DECLARACION DE RENTA

No vaya a Hacienda a que le hagan la DECLARACION DE RENTA

DECLARACION DE RENTA

¿Conviene que nos la hagan en Hacienda?

 

Siempre me he preguntado qué ventajas puede tener que me hagan la DECLARACION DE RENTA en Hacienda además, claro está, de que es gratis.

En primer lugar no me parece apropiado que sean precisamente los que cobran mis impuestos, quienes manejen esa información sensible. Pienso que siempre es mejor que se haga uno mismo la DECLARACION DE RENTA, o en su defecto, que acuda a un asesor fiscal, que para algo están. A un asesor siempre le podremos hablar con mayor confianza y sopesar todas nuestras opciones sin sentirnos vigilados.

Por otra parte, el ciudadano medio puede pensar que si la DECLARACIÓN DE RENTA se la hacen en Hacienda, siempre tendrá la garantía de que está bien hecha, pero no hay nada más falso que eso. La DECLARACIÓN DE RENTA confeccionada en Hacienda puede ser tan errónea o más como la que se haga uno mismo, con la particularidad de que luego ellos no asumen el error, con lo cual, si el declarante ha pagado menos de lo que le correspondía, puede ser sancionado por ello, y si ha acabado pagando más, tendrá que reclamar, pero Hacienda no se hará responsable del error. Lo que ellos alegan siempre en estos casos es que las declaraciones realizadas mediante el programa P.A.D.R.E. son realizadas a través de una plataforma independiente y que lo único que ofrecen es un servicio (bastante deficiente añadiría yo) al contribuyente, que le facilita el cumplimiento de las declaraciones. Sin duda un motivo más para acudir a un profesional en la materia para que nos haga la DECLARACION DE RENTA porque de ese modo, si comete un error, lo normal es que disponga de un seguro de responsabilidad civil que lo proteja a él y a nosotros.

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. Soy seguidora de este blog suyo, considerándo muy serio y cuyas exposiciones me hacen sentir que aún hay personas, como usted, con una actitud de no sumisión.
    Estoy de acuerdo con usted en cuanto a que es paradógico que la administración encargada de cobrar un impuesto sea quien se lo confeccione al ciudadano. No obstante, permítame que exponga algunas puntualizaciones que hace tiempo quiero hacerle:
    -El Servicio de Ayuda de la AEAT durante la Campaña de la Renta es, a la vez, la mejor publicidad y la Campaña Estrella (también desde la perspectiva recaudatoria) de dicha administración.
    -Aunque todos cometemos errores en nuestro trabajo, muy a nuestro pesar, el “do it yourself” que nos vienen imponiendo desde TODAS las administraciones no me parece una correcto, puesto que los conocimientos de la ciudadanía al respecto suelen ser limitados, aún teniendo en consideración que cada uno es quien mejor conoce sus datos fiscales y su situación personal y familiar. Si existiera un servicio profesional de ayuda y apoyo para poder hacerlo uno mismo, mi opinión sería la opuesta.
    -Cuando, desde las administraciones públicas, sostenidas con nuestros impuestos, nos invitan a realizar nuestros trámites nosotros mismos nos están facilitando ejercer nuestros derechos. Así mismo, están limitando las prestaciones que ofrecen, impidiendo que se presten servicios, reduciendo el número de empleados públicos y privatizando servicios (externalizando, que es la acepción usada en este momento y desvía el entendimiento del concepto; con el sobrecoste que ello también conlleva).
    -Desde luego, la confidencialidad y profesionalidad la ofrece el Asesor Fiscal. Cuando se hace uso del servicio de ayuda de la Campaña de la Renta, el empleado público puede y debe notificar a sus superiores las irregularidades que observe y/o detecte.
    -Cuando nos confeccionan la Declaración de la Renta en las plataformas de la AEAT se pueden (y, desde mi opinión) de DEBE reclamar y exigir que la administración asuma dicho error, como responsable de los actos de sus empleados. El técnico o el responsable de Gestión Tributaria al que remitan dicha reclamación decidirá si la aceptan o no, y deberá razonar dicha decisión. Todos los Empleados Públicos están sujetos a lo recogido en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP).
    -Muchos ciudadanos deciden no ejercer su derecho por MIEDO a represalias o porque gastan menos pagando el abuso por parte de la administración (que cuenta con Departamento Jurídico pagado con los impuestos de todos nosotros, para ir en contra de nuestros derechos e intereses en muchas ocasiones) de lo que deberían abonar al verse inmersos en un proceso judicial de duración (la Administración apela de forma sistemática) y coste incierto.
    -Es inaudito que suela presumirse mala fe a los actos de la ciudadanía (contribuyentes, para la AEAT) y no tan común que se achaque a los de los empleados públicos en el ejercicio de sus funciones.
    -Al estar informatizados los servicios, SIEMPRE se sabe qué persona nos prestó el servicio.
    -El personal que confecciona las Declaraciones de la Renta en las plataformas dispuestas por la AEAT, SIEMPRE es personal de la administración: empleados Fijos de todos los departamentos (a quienes se les imparte un mini curso sobre este impuesto y se les somete a un examen de aptitud para la atención del servicio), no solamente del de Gestión Tributaria.
    Se les imparte un curso de ACTUALIZACIÓN sobre IRPF al personal laboral Fijo-Discontinuo (forman parte del Departamento de Gestión Tributaria, como mínimo, desde el año 2008, pese a tener unas condiciones laborales precarias, al tener que estar disponibles para los llamamientos de la AEAT y cuyo contrato apenas se activa durante estos dos meses al año. Dicho personal también asume las acciones de información, recogidas en su nombramiento); al personal interino de los Fijos-Discontinuos (quienes también aprobaron el mismo procceso selectivo, no obteniendo plaza), al personal funcionario interino dependientes de las CCAA, por tratarse de un impuesto compartido, (a quienes siguen contratando año tras año irregularmente, sin tener en cuenta que muchos de ellos ya son Fijos-Discontinuos de hecho. Dicho personal sólo trabaja en las Delegaciones, no en las Administraciones. Suele exigírseles titulación superior); al personal contratado directamente a través del INEM (cuando se dan estos llamamientos y en las provincias donde no cubren las necesidades del servicio con el presonal propio. Se les exige titulación superior, pese a que el contrato será de Auxiliar Administrativo).
    -La AEAT paga productividad a algunos sus empleados, en función de la cantidad de citas atendidas en el caso de los empleados que tratan directamente con el público (Plan PEIA).
    -Desde las plataformas externas (empresas privadas cuya asignación, formación del personal, … no es tan transparente) sí se dan servicios de atención telefónica, en convivencia con los que presta a estos efectos la AEAT. Considero que los ciudadanos deberían ser informados sobre qué empresa les está atendiendo, en base a la Ley de Protección de Datos.

    • En general estoy de acuerdo con su exposición, especialmente en lo de que siempre tendríamos que reclamar mediante queja si ha habido una mala atención o se ha producido un error en el servicio que nos han ofrecido. Es cierto que cada vez los servicios que dan son menos e intentan que sea el contribuyente quien haga la mayor parte, pero eso nos tendría que hacer recapacitar un poco más: ¿Si hacen eso y esa es la tendencia, por qué siguen confeccionando gratis la renta? Algo no cuadra. Tienen demasiado interés en hacer las declaraciones.
      Por otra parte, la mayoría de las veces en las que hay un requerimiento posterior porque nos han confeccionado mal la renta, no suele servir de mucho decir que es culpa de ellos porque siempre alegaran que ese dato no lo tenían y que el contribuyente no lo facilitó o lo facilitó mal. Como mucho y según alguien dejó un comentario en este mismo post, parece ser que hay alguna Agencia Tributaria que en esos casos le cobran al conttribuyente los intereses de demora pero no lo sancionan; pero ese no es el criterio general.

      • Todo cuadra si se valora desde los intereses menos generalizados; el servicio de ayuda para confeccionar la declaración de la renta que ofrece la AEAT limita cada vez más el perfil ciudadano a quien va dirigido y reduce sistemáticamente el personal destinado al mismo. Desde mi perspectiva y con la información de que dispongo, considero que lo mantienen en aras de una no muy lejana privatización, como se hizo con los servicios de atención telefónica (prácticamente privatizados en su totalidad, con un costo de 9.000.000 €/año, cuando prestar ese mismo servicio le supondría a la administración un desembolso que rondaría un máximo de 1.000.000 €/año, consolidando a tiempo completo a su personal Fijo-Discontinuo). ¿Este cambio generará pingües beneficios?
        Y, sí, el criterio sancionador depende en gran medidad del criterio de los responsables (Delegadas/os y Administradoras/es), dándose la circunstancia de que en las Administraciones más pequeñas es donde suelen ser menos insidiosos con las más que cuestionadas sanciones.

  2. Totalmente de acuerdo, en todos los países no solo de Europa, sino acá tambien en Sudamérica,Ecuador. Lo más saludable, es ir donde un ASESOR FISCAL , de ese modo se evitan en el futuro malos ratos, y que para corregirlos o rectificarlos, implca mucho tiempo y dedicacion extra.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón