Décimos de lotería robados. ¿Nos quedamos sin premio?

Se acerca un año más la Navidad, la época en la que más lotería jugamos los españoles y, como otras veces, ya ha aparecido una noticia relacionada con décimos de lotería robados. La pregunta que muchos se hacen ante una noticia de este tipo es: ¿qué ocurre si resultan premiados?

¿Qué pasa con los décimos de lotería robados si resultan premiados?

#Décimos de lotería robados

Décimos de lotería robados. Nos podemos quedar sin el premio

En principio los décimos de lotería son al portador y a la hora de cobrarlos nadie va a preguntar a quién se lo hemos comprado. Es evidente que no es necesario que los hayamos adquirido en una Administración de Loterías, y menos si es para el sorteo de Navidad, porque podemos encontrarlos en multitud de sitios: vendedores ambulantes, restaurantes, tiendas, comparsas, peñas de amigos, etcétera. Siendo así, el que compra el billete, difícilmente será consciente de que podría ser robado. ¿Quiere eso decir que no cobraría el premio en caso de resultar ganador?

La cuestión está algo confusa. Lo que sí que parece claro es que si el robo ha sido debidamente denunciado (con indicación específica de los décimos robados: serie, fracción, sorteo…) ante la Policía Nacional, la Guardia Civil o el Juzgado de Guardia, se podría conseguir la paralización del pago del premio; al menos hasta que el juez resolviera quién es el verdadero propietario.

Todo apunta a que si compramos de manera poco controlada un décimo y resulta ser uno de esos que han robado en una Administración de Lotería que ha denunciado el robo con antelación suficiente, nos quedaremos sin el premio, al menos si este supera los cinco mil euros (en cantidades menores no es tan evidente que esto pueda ser así), de manera que mejor tener cuidado de dónde compramos la lotería. Si no es en una administración autorizada, al menos que sea a alguien de total confianza.

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. Tengo entendido que si la titularidad está demostrada, se le paga al dueño: el décimo no es un título al portador, sino un comprobante de participación, ya que es un hecho, se llegan a pagar incluso en caso de destrucción.

    Los décimos sustraídos de los vendedores se publican en prensa. Y esos sí que no se cobran… (EMHO)

Deja un comentario


La Lectura de Ramón