Concurso de acreedores, en qué consiste

#concurso de acreedores

Concurso de Acreedores; antigua Suspensión de Pagos

Concurso de Acreedores

antigua Suspensión de Pagos


El actual Concurso de Acreedores no es más que la antigua Suspensión de Pagos, a la cual, sinceramente, no sé por qué le cambiaron el nombre. Era mucho más sencillo de entender por cualquiera lo de la Suspensión que lo del Concurso que más bien parece un programa televisivo.

La idea básica del Concurso de Acreedores es muy simple; se trata de que cuando una empresa acumula muchas deudas que no puede pagar de inmediato, no se vea obligada a cerrar por ello y, por lo tanto, se salvaguarden los derechos, tanto de acreedores, como de los propios trabajadores con ingresos futuros.

A continuación haré algunas aclaraciones respecto del procedimiento para que cualquiera pueda hacerse una idea de su importancia.

  • El Concurso puede ser voluntario o promovido por la petición de alguno de los acreedores que ve peligrar el cobro de la deuda.
  • Aunque no es asunto muy conocido, un Concurso de Acreedores no es solo cosa de empresas; también podría acogerse una persona física que ni siquiera sea empresaria; por ejemplo ante una deuda bancaria.
  • Como ya he comentado, el Concurso de Acreedores permite a la empresa seguir funcionando al paralizar sus obligaciones inmediatas de pago, mediante un acuerdo con los proveedores, aplazándolas en el tiempo.
  • Al mismo tiempo perjudica a los acreedores que, en el mejor de los casos verán cómo tardan mucho más en cobrar, con los consiguientes perjuicios en su tesorería que podría abocarlos a otro Concurso de Acreedores en cadena si no tienen otras vías de ingresos.
  • Si se trata de bancos, el perjuicio puede ser mayor porque se ven obligados a provisionar (depositar) un 25% de la deuda paralizada, con lo cual, no solo no cobran cuando corresponde, sino que han de anticipar el depósito.
  • Se nombra a un equipo profesional (administradores concursales) que es quien controlará que se respeten los acuerdos.
  • A menudo, llegados a esta situación, se renegocia la deuda con proveedores proponiendo una quita de un 25%/50% o incluso más, a cambio de cobrar en un plazo razonable.
  • Existe un orden de prioridad a la hora de cobrar; primero lo harían los trabajadores, en segundo lugar las administraciones públicas (Hacienda, Seguridad Social…), en tercer lugar los bancos, y por último, si es que queda algo, los proveedores, de ahí que si a estos últimos se les propone una quita, es bastante habitual que acepten porque más les vale cobrar una parte que nada.

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Hola Ramón en primer lugar felicitarte por el Blog en el que tantas dudas nos resuelves.

    Te comento Ramón, trabajo en una empresa de ingeniería (S.L) que irremediablemente creo que en poco tiempo entrará en concurso de acreedores. Mi mujer es socia de dicha empresa con un 7,5 % y estamos casados en régimen de gananciales. Las participaciones se adquirieron estando casados
    ¿En el caso de que entrara en concurso de acreedores en que orden me encontraría para cobrar la nómina o la indemnización si me despidieran frente a otros acreedores?

    Si me fuera de la empresa y me diera de alta de autónomo y continuara realizando trabajos con algunos clientes ¿Estaría incurriendo en algún delito?

    Cabe señalar que en caso de disolución de la empresa no se podría pagar la deuda con el patrimonio que tiene la ésta actualmente. También comentarte que la mayor parte de la deuda está contraída con entidades bancarias.

    Un saludo y muchas gracias

    • Bueno, aunque se esté en gananciales, la titularidad de las participaciones son de su señora, eso implica que ante una deuda de usted no se le podrían embargar a ella. Ahora bien, en cuanto a la prevalencia de derechos en caso de un concurso de acreedores, el cierto que los trabajadores tienen prioridad sobre otros acreedores, pero, en su caso, quizás podría asimilarse la situación a la de socio por estar casado en gananciales con una de ellas y conviviendo en el mismo domicilio, pero mucho habría que rascar para llegar a esa conclusión. Supongo que en principio tendría el mismo tratamiento que otros trabajadores. La participación de su señora tampoco es que sea mayoritaria.
      En cuanto a que usted se ponga de autónomo por su cuenta y facture a actuales clientes de la sociedad, no es ningún delito ni irregularidad, salvo que tenga firmado algún contrato de exclusividad o algo así.

      • Buenas Ramón

        Gracias por tu contestación.

        Tengo otra duda. En el caso de que me ponga por mi cuenta y facture a actuales clientes de la sociedad ¿mi conyuge podría incurrir en algún delito como socia?, ya que le quitaría ingresos a la empresa en la que tiene participaciones e iría en perjuicio de los acreedores.

        ¿Habría alguna diferencia en tomar esta decisión antes de entrar en concurso de acreedores o ya en concurso?

        Un saludo

        • La actividad que usted desarrolle por su cuenta no debe perjudicarla a ella, salvo que se pudiera demostrar que quien maneja esa actividad es ella y usted es solo un testaferro para darle simple apariencia. ¿Quién mantendrá el contacto con los clientes? ¿Quién hará el trabajo? ¿Quién facturará? Si queda claro que es usted quien lo hace todo, no es vinculante. Por otro lado hay que tener en cuenta que un socio de una sociedad, salvo pacto en contrario o compromiso escrito, puede hacer por su cuenta una actividad igual o similar. Es cierto que si se aprovecha de los contactos de la empresa común en perjuicio de esta, los otros socios podrían iniciar acciones legales si pueden demostrar que se está actuando de manera torticera.
          Siempre será mejor hacerlo antes del concurso. Tenga en cuenta que independientemente de lo que piensen los socios, de hacerlo después del concurso, alguien podría interpretar que es usted un testaferro, ya no de su señora, sino de la propia empresa para desviar actividad del concurso.

  2. Buenos días, Ramón mi empresa va a entrar en concurso voluntario ( estamos asfixiados…) tenemos también un embargo preventivo de un trabajador y nos han embargado de manera preventiva dos vehiculos, mi dudas es una vez que entremos en concurso este embargo quedaria paralizado? ¿ podríamos recuperar los vehiculos? y ¿que tarda un concurso en hacerse efectivo una vez presentado en el juzgado?

Deja un comentario


La Lectura de Ramón