Ciclistas en los pasos de peatones

¿Cuántas veces nos hemos preguntado si los ciclistas en los pasos de peatones tienen prioridad o no? Si vamos conduciendo un automóvil y nos acercamos a un paso cebra, ¿deberemos detenernos si llega a él un ciclista que quiere atravesarlo para cruzar la calle?

¿Qué pasa con los ciclistas en los pasos de peatones?

Los ciclistas (lo digo sin generalizar porque hay de todo) a menudo pasan por los pasos de peatones como un peatón más, pero con una particularidad que los hace todavía más peligrosos: El conductor del automóvil lo tiene más difícil a la hora de interpretar si a un ciclista se le va a ocurrir o no pasar por un paso de peatones, además de que siempre llegarán a una mayor velocidad que un peatón y eso lo hace todo más imprevisible generando un serio peligro para el ciclista, pero también un grave disgusto y posibles consecuencias legales para el conductor del coche.

#Ciclistas en los pasos de peatones

Ciclistas en los pasos de peatones. Por fin un juez ha dejado las cosas claras

¿Por qué se llaman pasos de peatones?

Parece claro que si se llaman pasos de peatones será por algo y eso debería bastar para que quedara claro que los ciclistas no pueden utilizarlo salvo que se bajen de la bicicleta y lo atraviesen andando, pero a pesar de esa lógica cartesiana, si hiciéramos una encuesta en la calle, la duda sobre lo que pueden hacer o no los ciclistas, prevalecería.

Una sentencia que, por fin, aclara lo de los ciclistas en los pasos de peatones

Un juez de Sevilla [Primera Instancia número 2 de Sevilla, don Sebastián Moya Sanabria] ha condenado al pago de los daños del vehículo a un ciclista que realizó una maniobra «antirreglamentaria y culposa» porque un paso de peatones solo obliga a los conductores a ceder el paso a los peatones y no a los ciclistas. Distinto sería que el paso de peatones en cuestión estuviera acompañado de un carril bici como ocurre en algunos casos.

«[…] al decidirse a cruzar por el lugar habilitado para peatones debió hacerlo con la premisa de que había de ceder el paso a los vehículos a motos que pudiera encontrar transitando por la vía calle Pino de Santa Clara, pues sus conductores solo venían obligados a la cesión de paso a peatones».

En otro orden de cosas cabría recordar también a los ciclistas que, al igual que exigen que los automovilistas respetemos un metro y medio de distancia de seguridad a la hora de adelantarlos, ellos deberían hacer otro tanto cuando pasan cerca de un peatón; en especial si lo hacen por la acera, que es otra cuestión que habría que tratar detenidamente (¿Por qué los ciclistas utilizan las aceras?).

Tampoco es de recibo que cuando están los coches parados ante un semáforo en rojo, los ciclistas se lo salten a la torera poniendo en peligro la circulación en el cruce, a la vez que resulta una burla para el resto de conductores. En definitiva, que está muy bien que se defiendan los derechos, pero como en cualquier otro orden de la vida, las obligaciones también deben ser tenidas en cuenta, aunque solo sea por coherencia.

Ramón Cerdá
Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

14 Comentarios.

  1. Muchas gracias, como siempre muy disponible.
    Saludos cordiales.
    Mario.

  2. De antemano pido disculpa si no es la sección adecuada ( no he encontrado como abrir un nuevo post ) .
    He comprado un coche a un concecionario , en el contrato de compra/venta no están puesto los kilometros que el coche tenia cuando me lo han vendido ( hace mas o menos un mes ). Llevo el coche al la casa correspondiente y me dicen que el coche no tiene los kilometros originales ( me lo han vendido con 98.000 y resulta que en un informa del 2013 tenia 145.000 ). Tengo una libreta de mantenimiento firmada y sellada de un concesionario oficial de la casa donde declara que los kilometros son 98.000 . Llamo el concecionario diciendo que el coche tiene uno que otro problemilla y necesito que me lo arreglen .
    Ellos se niegan arreglarme todos los problemas porque la garantia cubre solo algunos de ellos. Le digo que necesito el coche en perfectas condiciones y que se que el coche tiene mas kilometros de lo que ellos me han dicho. Si me lo arreglan entonces está bien si no lo voy a denunciar por estafa.
    Ellos me contestaron que cuando me han vendido el coche no me han garantizados los kilometros por lo tanto puedo ir a denunciar si quiero.
    Necesitaria si me puede decir algo y si puedo reclamar daños por los echos.
    Si denuncio llego a algo ??
    Gracias
    Un saludo

    • Lo correcto es que hubieran figurado los kilómetros en el contrato. No obstante, si el libro de mantenimiento que le entregan pone que tiene un kilometraje inferior al real y eso lo puede demostrar, por supuesto que es denunciable. Alterar los kilómetros de un coche es delito.

  3. Otro asunto son las velocidades desarrolladas por los ciclistas en los carriles bici…a ver quién y de qué manera se hace

  4. yo he sido testigo de como un ciclista, haciendo uso del carril bici, arrollaba a un peatón en un paso de peatones…cómo se exigen responsabilidades en esos casos

  5. No estoy de acuerdo en nada de lo que comentan los opinantes; para mí, un ciclista debe de guardar escrupulosamente las reglas de circulación rodada y no lo hace casi nadie; los municipales pasan o no quieren enterarse; claro, un ciclista monta un vehículo de muy bajo precio y ahí “no se le puede morder con una copiosa multa que estipula el código de circulación; para mi un ciclista que pisa un acera debe de bajarse de su bicicleta y sino demuestra que es un ciudadano carente de escrúpulo; estoy harto de ver y sortear ciclistas que ponen en riesgo la integridad de los transeúntes y demuestran su poca educación. Así de claro, pero en este país, pasa casi todo……

  6. Yo me considero más ciclista que automovilista, y como todo el mundo infrinjo 10 veces más normas en bici que en coche, e infrinjo 10 veces más normas como peatón que como ciclista. Pero es cierto que de cara a la administración y a la opinión pública estamos más protegidos que el Aguila Real.

    Eso si, mis infracciones no obstaculizan ni ponen en peligro a nadie, y no entiendo esa crispación porque un ciclista se salte un semáforo (cuando no hay peligro ni para el ni para los demás, se entiende). Es más peligroso quedarse en el semáforo porque la estabilidad y la aceleración de la bici comprometen la maniobra de salida, es más, yo muchas veces me hago a un lado, espero que salgan los coches y luego salgo yo.

    • Es cierto, pero los que vamos en coche muchas veces nos paramos ante un semáforo en rojo y estamos solos, no viene nadie por ninguna parte… También podríamos saltarnos el semáforo según ese criterio porque no pondríamos (aparentemente al menos) a nadie en peligro, pero no lo podemos hacer y si nos pillan nos encasquetan una buena sanción y nos quitan puntos. Quizá por eso, entre otras cosas, nos moleste estar parados en el semáforo y que una bici se lo salte.

  7. Antes, cuando había pocos ciclistas, no importaba mucho pero ahora empiezan a ser una plaga por lo desconsiderados que son con el prójimo en su gran mayoría (como siempre hay excepciones que confirman la regla). Ciclistas que cuando van por la via son vehículos, y si se pone en rojo el semáforo son peatones y pasan rozando a estos sin importarles si son personas mayores o no, y que van atemorizados. Algunos van por las aceras como si fuera la vía de vehículos, a velocidades de 30 o más Km/h. Cada vez es más usual ver bicis eléctricas por la acera aquí en Madrid, que van a velocidades que si lo hiciera una moto les quitarían el carnet. Algunos se creen que tienen bula y son auténticos anarquistas de la bici, con ellos no van ni las normas de circulación, ni del civismo ni la más elemental prudencia. Se creen por encima del bien y el mal.

    Su superioridad moral por utilizar un vehículo ecológico que no contamina les hace merecedores de no tener que cumplir las normas de tráfico, ellos no tienen que someterse a lo mismo que el vulgo, son los aristócratas de la bici, ¿les suena? Por qué será que casi todos son de una determinada ideología que también cree que el fin justifica los medios y su causa es tan excelsa que tienen bula para hacer su santa voluntad (vamos, lo que les sale del pito).

    Lo primero que hay que hacer es que se les exija seguro de responsabilidad civil y accidentes a terceros, y lo segundo una licencia como a los ciclomotores. Eso para empezar. Por supuesto con puntos, y si los pierden a pie o en autobús, y cursillo de civismo para recuperar la licencia.

  8. Daniel Martínez

    Olé, olé y olé….

Deja un comentario


La Lectura de Ramón