CERTIFICADO ENERGETICO, el inicio de la picaresca

#certificado energetico

La picaresca del CERTIFICADO ENERGETICO ya ha llegado

CERTIFICADO ENERGETICO

En España somos muy dados a la picaresca y eso no lo cambia nadie


Hace poco hablaba en este mismo Blog sobre las ventajas e inconvenientes del llamado CERTIFICADO ENERGETICO, y ya apuntaba que si no se reglamentaba de manera más adecuada, la cosa acabaría siendo un mero trámite administrativo que, además, al menos en el caso de los alquileres, sería otro motivo para desincentivarlos; todo lo contrario de lo que se supone que quería hacer el Gobierno con ellos.

Apenas unos días después de ser obligado el CERTIFICADO ENERGETICO ya han saltado las alarmas de la picaresca. El Colegio de Aparejadores de Madrid ha denunciado anuncios publicitarios en los que se garantiza la máxima calificación si se contrata con ellos; lógicamente esto nos lleva al punto anterior: convertir la obligación del certificado energético en un mero trámite (o peaje) que hay que pagar para conseguir un papel que al final no tiene ninguna validez real.

También hay ofertas que proponen la realización del CERTIFICADO ENERGETICO “a distancia”, cosa que no tiene ningún sentido puesto que se da por hecho que no se hace ningún análisis de la realidad del inmueble.

Según palabras del representante del Colegio: “Algo que convierte el certificado en una mera trivialidad cuando se trata de una iniciativa crucial si queremos reducir las emisiones contaminantes y lograr viviendas y edificios más eficientes”

La cuestión está en distinguir si el certificante es serio o no; uno de los factores (aunque no único) es el precio. Los que ofrezcan este tipo de certificados por menos de 100 euros ya están admitiendo que no van a hacer nada más allá de imprimirlo. Un precio razonable estaría entre los 200 y 300 euros; ahora bien, si el propietario necesita el certificado por imperativo legal, lo normal es que quiera que le cueste el menor dinero posible, por lo que, ante una nueva obligación como esta, es lógico pensar que muchos se decantarán por este tipo de ofertas que de por sí dejan todo este asunto en una pantomima. Yo mismo me plantearía por qué debo de pagar 300 por algo que puedo tener por 60 y que solo necesito para cubrir expediente.

No es que me alegre la situación, pero con todo esto me están dando la razón en lo que ya planteaba, y es que la legislación no está bien desarrollada ni tiene mucho sentido tal cual se ha llevado a cabo.

¿Quiere eso decir que estoy en contra del CERTIFICADO ENERGETICO:

En absoluto, estoy completamente a favor; con lo que no estoy de acuerdo es con que sea obligatorio, y menos para el caso de los alquileres. El CERTIFICADO ENERGETICO debería ser un arma del vendedor o arrendador para demostrar que su edificio es mejor que otros, de manera que quien quiera, que lo tramite, y quien no, que no lo haga. Es como cuando una empresa, voluntariamente se somete a la Certificación de Calidad para distinguirse positivamente de la competencia.

El principal error de este asunto es su inmediata obligatoriedad.

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Está clarisimo que el usuario va a intentar no hacerlo a menos que le pille o se vea obligado, en tal caso buscará el más barato, me parece una chorrada lo del certificado, otra cosa más para sacar dinero…

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón