Cámaras en los semáforos. El Supremo confirma sentencia en contra

En junio de 2014 escribí un post sobre un asunto relacionado con las cámaras en los semáforos. Se trataba de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid que había anulado una multa de Tráfico que el Ayuntamiento había impuesto a un conductor por saltarse el semáforo en rojo.

La multa era de 200 euros con pérdida de cuatro puntos.

Según el juez: «los fotogramas que se acompañan al expediente administrativo no permiten reputar acreditada la infracción puesto que no gozan de suficiente garantía de veracidad ya que no hay constancia de que las imágenes no hayan sido captadas y manipuladas por funcionario policial alguno».

Ahora tenemos otra buena noticia porque el Supremo confirma que los radares de los semáforos son ilegales porque no tienen valor probatorio. En esta ocasión el recurso lo había presentado el ayuntamiento donostiarra contra una sentencia del Administrativo nº 2 de Donostia.

Cámaras en los semáforos: ¿En qué consisten las fotografías tomadas por estos sistemas?

Los foto-rojos son un sistema de control que identifica y registra los vehículos  que cruzan la línea de detención después de activada la luz roja del semáforo. En definitiva lo que pretenden demostrar (y sancionar) es cuándo un vehículo se salta un semáforo en rojo.

El sistema capta imágenes antes y después de cruzar el semáforo, y si este es rebasado en rojo, de manera automática lee la matrícula y envía una notificación al centro de tratamiento de denuncias.

#Cámaras en los semáforos

Cámaras en los semáforos. Ilegales según el Supremo

Sobre la sentencia:

1.- Las imágenes son rechazadas porque los sistemas no están sujetos a un control metrológico que garantice su validez. Curiosamente, lo que alegan los ayuntamientos (que de esto saben un güevo) es que estos aparatos no necesitan de este control porque no realizan mediciones. Esto deben de haberlo sacado de alguna sesuda reunión en el pleno.

2.- El Supremo (con mayores entendederas por lo que se ve) entiende que sí que hay una medición de tiempos porque calcula el tiempo que permanece el semáforo en rojo.

El consejo del día:

Como siempre, recurrir todas las multas, y estas de los radares de los semáforos, con mayor motivo. Bastará con solicitar el control metrológico que a buen seguro no van a tener, al menos de momento, hasta que se pongan al día y comiencen a realizarlos.

Si no hay control metrológico al día, la multa será nula de pleno derecho.

Una curiosidad:

¿Sabías que muchos de estos semáforos controlados por los foto-rojos mantienen el ámbar solo tres segundos? ¿Por qué será? Uyuyuy… que además de ilegales, me huele a mí que hay muchas ganas de recaudar.

Por eso insisto: si te multan… NUNCA ASUMAS LA CULPA. Las multas hay que recurrirlas todas, al menos hasta que dejen de perseguir al personal con irregularidades con el único afán de recaudar (Guardia Civil, ayuntamientos… da igual, han ido a la misma escuela), para luego decirnos que lo hacen por nuestra seguridad.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. El negocio municipal de las multas |El Blog de Ramón - pingback on 27 marzo, 2016 @8:00
  2. Hace un par de años me “crujieron” doscientos leuros por “supuestamente” saltarme un semáforo en rojo (yo que en la vida me he saltado uno, ni siquiera en ámbar) a la salida de Lleida. Ya había oído que gente más que correcta en las artes de la conducción habían tenido que desenfundar la cartera por este mismo motivo. Y ahora sale esta sentencia que pone en entredicho la legalidad y homologación de estas cámaras de semáforos. Me hierve la sangre al pensar que los cabrones que se beneficciaron de mi dinero quedarán impunes. En el caso de Lleida concretamente, es una empresa ajena al ayuntamiento que otorgando un pequeño porcentaje de las multas a éste, se encargó de colocar estratégicamente a diestro y siniestro unas cuantas docenas de cámaras para llenarse los bolsillos sabiendo que no hay controles oficiales, ni control alguno. Cuántas vacaciones a nuestra costa habrán hecho, comprado coches de lujo, lucido relojes de oro o otros lujos? CA-BRO-NES!!!!!

  3. llegan las navidades y hay que pelar el jamon y las gambas, malos politicos nos han tocado.

  4. Te bastaría alegar que superaste el semáforo ya a punto de ponerse en verde, para dejar paso a un vehículo de emergencias. Un saludo

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón