Azufre para ahuyentar perros. ¿Hemos de denunciarlo?

El uso de azufre para ahuyentar perros y que no se meen en las esquinas, está prohibido, y además de ser ilegal, resulta de lo más antiestético y puede ser perjudicial para la salud.

Según han informado algunos medios de comunicación recientemente, el azufre es una sustancia peligrosa que afecta negativamente a la salud al ser inhalado, ingerido, o por simple contacto con la piel. Efectos varios: conjuntivitis, problemas respiratorios, asma, inflamación de la mucosa nasal, etcétera.

Además, el uso del azufre para ahuyentar perros es inútil

#Azufre para ahuyentar perros

Azufre para ahuyentar perros. Otra petición de denuncia ciudadana.

Según dicen, no hay ninguna evidencia científica que avale la utilidad del azufre para estas cuestiones y lo califican casi que como leyenda urbana.

La normativa es cosa de cada ayuntamiento. Concretamente en Valencia estaríamos hablando del artículo 25 de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana de 1988, que si bien no menciona específicamente el azufre, dice: «[…] está prohibido el vertido de cualquier clase de producto industrial líquido, sólido o solidificable que, por su naturaleza, sea susceptible de producir daños a los pavimentos o afectar a la integridad y seguridad de las personas y de las instalaciones municipales de saneamiento».

Lo que de alguna manera me ha molestado de la noticia es la petición de la Guardia Civil haciendo un llamamiento a la ciudadanía a través de las redes sociales para que denunciemos ante la Policía Local a quienes veamos realizando este tipo de prácticas. Creo que ya está bien de incitar a la denuncia. Es la policía (y la autoridad en general) quien tiene que vigilar y actuar cuando sea necesario; eso de las denuncias vecinales me parece muy mala idea, aunque cada vez está más de moda porque desde todas partes nos piden que lo hagamos: que denunciemos a quien incumple la normativa antitabaco, o a quien creemos que defrauda a Hacienda, o a la Seguridad Social… Por favor, que cada uno haga su trabajo y realicen todos los controles que crean necesarios, pero que no nos pidan a los ciudadanos que nos vayamos denunciando unos a otros porque eso no es de recibo ni lleva a nada bueno. Y de todos modos, al que tiene tendencia a denunciar no necesita de incentivos de ningún tipo, ya se apaña él solito para hacerlo cada dos por tres.

 

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Esto me recuerda los tiempos de la DDR cuando hasta tu propia familia te espiaba y podría denunciarte y hacerte terminar con tus huesos en un centro de detención de la STASI.

    Aunque, sin ir más lejos, el chivato era de largo el elemento más odiado y despreciado en el colegio. Pero, vaya, ahora a la delación lo llaman colaboración ciudadana y parece que es políticamente correcto.

    No tengo ni idea de lo malo o tóxico que sea el azufre, nunca lo he comido, bebido o esnifado. Si dicen que no se debe echar, pues bueno, pues de acuerdo, me lo creo. Pero ¿no bastaría con informar?

    No obstante les puedo contar mi experiencia con dos temas de convivencia que afectan a mi Comunidad de vecinos.
    En un caso (malos olores) la denuncia se presentó en sanidad y el otro (ruidos) en la concejalía correspondiente. Formalmente, por registro, con firmas y datos.
    ¿Soluciones? ¡Ninguna!

    Y si denunciar los problemas que directa y personalmente me incumben no sirve para nada, ¿esperan que vaya por ahí a denunciar sin ton ni son?

  2. No se como será en otros lugares pero donde yo vivo vas a denunciar este tipo de cosas y te torean de tal manera que al final te vas de allí sin denunciar. Te piden que hagas cosas que luego no están dispuestos a asumir en sus funciones

  3. Me hubiera parecido mas aceptable que la Guardia Civil considerase denunciable el hecho de mear por las esquinas y fachadas dejando esos excrementos antihigienicos en la calle, que solicitar a todos que denunciemos a las personas que dejan un poco de azufre en polvo para evitar esas conductas tan incivicas. Para mi los que intentan evitar que sus fachadas tengan orina de perros son personas que actuan “en defensa propia” ante la pasividad de los agentes de la autoridad que deberian impedir todos los comportamientos incivicos de los propietarios de perros.

    • Sea más o menos correcto usar el azufre, lo que de verdad me molesta es esa incitación continua a la denuncia. Que hagan ellos su trabajo y no nos hagan entrar en guerras interinas a nosotros.

  4. Cada dia me sorprendo mas!!!. Desde hace muchisimos años he visto a mi padre y abuelos echar a las plantas de tomate el mismo azufre que se pone para evitar meadas de perros. Y nos hemos comido unos tomates excelentes que nada tienen que ver con los que se venden en supermercados. Ahora me entero que ese azufre es tan malo como para que nos pida la Policia que denunciemos a nuestros vecinos. Si fueran nuestros vecinos posibles terroristas o criminales lo entenderia, pero…..¿¿por echar unos polvos de azufre??…alucino!!!!

Deja un comentario


La Lectura de Ramón