Autopistas en quiebra, el próximo problema del Gobierno

En plena campaña electoral estalla el asunto de las autopistas en quiebra debido a una reciente sentencia que obliga al Estado a hacerse cargo, como propietario final del activo, de la responsabilidad patrimonial de una de estas autopistas en quiebra, concretamente la M12 que es la que conecta la M40 con la T4 de Barajas. Con la sentencia, el Estado está obligado a recuperar la concesión y asumir toda la responsabilidad como propietario. Pero sería un problema menor si se tratara de un caso aislado. Lo realmente problemático es que hay muchas más autopistas en quiebra cuya liquidación puede estar cercana en el tiempo. Eso puede suponer un pelotazo en la cara para el Gobierno, que le acabe costando más de cuatro mil millones de euros.

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha sido el que ha dictado el auto que acuerda la disolución de dos filiales de OHL: Aeropistas y Eje Aeropuerto, por no haberse admitido sus sendos convenios de acreedores. Consecuencia: la ya mencionada, el Gobierno tendrá la obligación legal de resolver el contrato de concesión y de pagar la Responsabilidad Patrimonial de la Administración.

Autopistas en quiebra, el momento de plantearse el porqué

#autopistas en quiebra

Son ocho las autopistas en quiebra en estos momentos

Pienso que ya sería el momento de analizar el motivo de que existan autopistas en quiebra. Evidentemente las inversiones son muy fuertes y también lo es su mantenimiento, pero el principal problema es la falta de tráfico rodado por las mismas. Se tendrían que buscar soluciones al problema para que el daño final fuese el menor:

1.- Reducir las tarifas de los peajes para incentivar su uso.

2.- Liberar la velocidad de los vehículos en esos tramos. Y no es ningún absurdo, ¿para qué va a pagar un usuario un elevado peaje si no puede ir a más de los ridículos 120 kilómetros por hora?

 

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Mala solución tiene el hecho de haber permitido que los gobiernos de ciudades, comunidades autónomas y países estén en manos de los grandes monstruos de la construcción y otros similares, como las eléctricas, las comunicaciones, la automoción, el petróleo, las farmacéuticas, y en definitiva, los bancos, coordinadores, financiadores y copartícipes de los beneficios de los atracos perpetrados continuamente por todos esos monstruos.

  2. Hola Ramón,

    Yo pienso igual, lo que hay que buscar son soluciones, y las dos que das son perfectas para todas estas autopistas. Dar ventajas a los usuarios de las mismas.

    Yo soy de los que pienso que deberían haber peajes en el 90% de las autopistas y autovías, ya que de esta forma el coste de mantenimiento lo soportarían principalmente los usuarios, además los extranjeros pagarían como el que más (al igual que en Francia y otros países europeos), eso sí un precio super reducido para el usuario habitual más transporte mercancías y uno mayor para el esporádico.

    Al final de la corrida el coste de mantenimiento o lo pagamos con impuestos o con peajes, no hay más historia.

    Muchos estarán en contra de esta medida, pero creo que es la más justa y la más progresista.

    • ¡Ah! ¿Es que el coste de mantenimiento no lo pagamos ya los usuarios? ¿O es que nos van a perdonar los impuestos sobre los hidrocarburos? ¿O el de matriculación? ¿O el de circulación?

      Que pagar dos o tres veces por la misma cosa sea progresista pues…

Deja un comentario


La Lectura de Ramón