Aspirinas en los restaurantes. ¿Se supone que nos las tienen que regalar cuando las pedimos?

Hace ya varios días que se puso en circulación en Facebook, y creo que también en otras redes sociales, y hasta lo ha publicado el Levante Y ANTENA 3 (para alucinar), una factura de un restaurante que había colgado un cliente escandalizado porque le habían cobrado 25 céntimos por una aspirina. El hecho de que haya aspirinas en los restaurante es algo bastante habitual, pero desde luego no es ninguna obligación tenerlas, y mucho menos regalarlas.

#aspirinas en los restaurantes

¿Han de regalar aspirinas en los restaurantes?

Que se cobre o no, supongo que dependerá de criterios. He de decir que yo personalmente no se la hubiera cobrado y habría quedado como gentileza de la casa; el coste es mínimo y así es fácil quedar bien. Pero que yo no la hubiese cobrado no quiere decir que me parezca mal que se cobre, y más si se trata de un precio razonable; hablamos de 25 céntimos y no de 10 euros (eso sí que hubiera sido un abuso). Si yo hubiera sido el cliente, no solo no me habría quejado en las redes sociales, sino que estaría agradecido con el dueño del restaurante porque, como digo, ninguna obligación tienen de disponer de servicio de farmacia.

¿Han de ser gratis las aspirinas en los restaurantes?

Lo que más me ha sorprendido es que en las líneas de conversación que he estado viendo (incluso he participado en alguna), no he visto ni un solo comentario a favor del restaurante (salvo los míos, que hasta alguno me han contestado reafirmándose en lo contrario); todos lo han puesto verde por haber cobrado 25 céntimos por una aspirina. Hay quien incluso dice que tendrían que denunciarlo porque no es legal vender aspirinas en los restaurante (supongo que regalarlas como todos proponen sí que es legal y es lo que tienen que hacer todos).

Creo que estamos faltos del sentimiento de gratitud, a esta persona le dolía la cabeza (se supone) y pidió una aspirina que le sirvieron al momento en su mesa, ¿por qué se escandaliza? ¿por qué dice, además, que no lo avisaron de que le iban a cobrar porque no estaba en la carta? ¿Si le hubieran dicho que valía 25 céntimos se hubiera quedado con el dolor de cabeza? Vuelvo a decirlo: yo estaría agradecido, ¿por qué se ha perdido ese sentimiento y se ha sustituido por un millón de derechos que todos creemos tener? Cada vez somos más desagradecidos y deberíamos de empezar a preocuparnos por ello.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

16 Comentarios.

  1. Bueno, yo supongo que el dueño del restaurante cobraría la aspirina para evitar el abuso. Tampoco hay que ponerse así por un módico precio de 25 céntimos. Sé que al principio puede molestar, pero tiene la razón el dueño, además cada uno en su negocio es como si estuviera en su casa, puede aplicar las normas que la ley le permita, con sus consecuencias positivas o negativas.

    Está en su derecho. Es como esos favores que se convierten en obligaciones.

    El restaurante es una empresa, y como empresa, busca cubrir unas necesidades a cambio de un beneficio económico. El restaurante, como empresa ha resuelto un problema, tiene todo el derecho de cobrar si quiere.

  2. Tengo un restaurante y no cobramos por las aspirinas que nos piden, gelocatiles, espidifen, compresas y demás cosas que os podáis imaginar, y os aseguro que al cabo de 12 meses son muchos euros. Es una gentileza que das al cliente, aunque siempre hay alguno que abusa. En compensación esperamos fidelizar al cliente e incluso alguna propina…

  3. Una cosa que se me había olvidado respecto al cobro del agua del grifo, creo que el agua del grifo hay que pagarla. Se puede pensar qeu son unos roñosos pero no incumplen la ley, a salvo de que hayan olvidado incluirlo en la lista de precios, en cuyo caso, no pueden cobrarla.
    Saludos.

  4. si no ye la dan malo y si te la dan peor, yo estaria agradecido por habemela dado en tanto al cobrarla y ponerla en la cuenta, veo que es malo para el restaurante y que si le pasa lago al consumidor le cae la gorada al rsturante y solo por 25 centimos.

  5. No sólo no pueden cobrarte la aspirina, sino ni tan siquiera dártela. Sólo las farmacias y los centros sanitarios pueden suministrar medicamentos. Si debido a sus contraindicaciones provocara un problema, el responsable del establecimiento puede meterse en un lío.
    Eso sí hay que agradecer la intención del restaurante, pero ojo con las consecuencias, que algún caso existe.

  6. Ramón, desde mi punto de vista, lo que está en evidencia es que al dueño del restaurante lo que le interesa es hacer caja, independientemente de la forma. Porque ¿Y por qué no le cobró 50 céntimos, o 10 céntimos? Lo curioso del caso es que si se prorratera el precio del comprimido en relación a la caja, quizá no llegue ni a 5 céntimos. En fin, que cada uno es muy libre de ir a comer donde le apetezca, pero desde luego yo habría pagado religiosamente los 25 céntimos, pero ten por seguro que en ese establecimiento no volvería a tener ni un sólo dolor de cabeza, sencillamente porque no regresaría jamás. Y para concluir, me gustaría verle la cara si se encuentra en un establecimiento hotelero, pongamos por ejemplo, o un restaurante en vacaciones, y se la cobrasen a él.
    Un cordial saludo

  7. Una pregunta: ¿está obligado un restaurante a servir agua del grifo?

    • Sinceramente no lo sé, pero bajo mi punto de vista no debería estarlo, y si la sirve, está en su derecho a cobrar, no el coste del agua que es ridículo, sino el coste del servicio que puede ser el que crean más oportuno. Pero imagine cómo se pondría la gente si cobran el servicio del agua del grifo. Falta empatía en este mundo.

  8. Un restaurante no puede vender medicamentos a no ser que tenga la titulación de Licenciado en farmacia y la autorización administrativa correspondiente,

    • En eso estoy de acuerdo, pero por la misma regla de tres tampoco podría suministrar GRATUITAMENTE la aspirina, y ese parece el problema. Todo el mundo se ha escandalizado porque la han cobrado, no porque la ha servido. La gente no es agradecida, y eso sí que es un problema.

  9. El mundo en el que todos tenemos derecho a todo, pero ningún deber ni respeto a los derechos de los demás. Dicho lo anterior, aunque totalmente justificado, me parece un poco cutre la postura del restaurante. Si la cobras, cóbrala bien. Pero por veinticinco céntimos….

  10. De acuerdo y correcto, pero seria interesante ver las respuestas de otros interlocutores en estas conversaciones, no sea que algún argumento sea DEMOLEDOR. Personalmente no tengo estos problemas pues soy mas de Paracetamol.
    Un saludo, arrieros somos.

    • Hombre , puesto a dilucidar habría que estar un poco mas informados sobre el restaurante y su servicio de personal , porque si era un tío carca y el camarero un » saborio»..pues es más probable el hacerle soltar los cuartos , ahora si el camarero es el listillo de turno y el cliente una niña mona .. En estos casos hay que aplicar el refrán de » más vale caer en gracia que ser gracioso»..porque una humilde aspirina se le da a cualquiera ..tu ves ..? Si hubiese sido un Frenadol con cucharita incluida…

Deja un comentario


La Lectura de Ramón