Aplazamientos, Hacienda pone el freno

#aplazamientos

Los aplazamientos de impuestos pueden tener los días contados

APLAZAMIENTOS

Se acabaron los aplazamientos

Hacienda da otra estocada a las empresas al negarse a tramitar aplazamientos en deudas inferiores a 18.000 euros y limitar la concesión en los casos de deudas superiores, en especial cuando provengan de retenciones.

Según Hacienda los empresarios se han estado aprovechando de la ligereza con que se han estado otorgando los aplazamientos para de ese modo conseguir una financiación improcedente.

La Instrucción 6/2013 hace hincapié a los funcionarios de recaudación que los aplazamientos y fraccionamientos solo deben concederse cuando afecten de manera sustancial al mantenimiento de la capacidad productiva de la empresa y/o al nivel de empleo de la misma, y cuando ello pudiese acabar con serios quebrantos para Hacienda Pública.

Evidentemente este criterio no es nuevo, lo que ocurre es que de alguna manera se ha estado levantando la mano a la hora de aprobar los aplazamientos.

Según palabras de la directora general de recaudación, Soledad García López, se ha detectado «una cierta utilización de forma fraudulenta de la figura del aplazamiento de las deudas tributarias», «que los periodos de ingreso voluntario señalados en la normativa de cada tributo traten de ser sustituidos, en estos casos, por los plazos de ingreso propuestos por los propios obligados tributarios», «La Hacienda Pública no solo tiene derecho a percibir las correspondientes cuotas tributarias, sino también a percibirlas en tiempo y forma».

Claro que por otra parte estos señores demoran las devoluciones importantes todo lo que les viene en gana, así que una vez más hablamos de la doble vara de medir. Para ellos, cobrar y pagar son cosas muy distintas.

Conozco casos en los que la administración le debe una ingente cantidad de dinero a empresas que, por otra parte, se ven obligadas a pedir aplazamientos para evitar embargos. ¿Qué ocurrirá en estos casos? ¿Se les denegará la posibilidad de aplazar sus pagos aunque sigan teniendo pendientes los cobros?

Las empresas en concurso no pueden pedir aplazamientos

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Contabilidad creativa de Hacienda | El Blog de Ramon - pingback on 17 febrero, 2014 @8:00
  2. Lo peor no es que no los concedan: simplemente se tienen por no presentadas las solicitudes. Es decir, que al no haberse tramitado la solicitud, no solo se deben los impuestos, sino los intereses desde el día que se cerró el plazo, no desde que hacienda no comunica. Y el caso es que el contribuyente, en principio, tiene DERECHO (Ramón tendrá que explicarle a Hacienda lo que significa esto) a solicitarlo en determinadas circunstancias y a que su solicitud sea contestada. Aunque ya me dijo una letrada de Hacienda que la AEAT no tiene obligación de contestar a los contribuyentes…
    Dicho lo anterior, en los supuestos de retenciones lo de los aplazamientos debería ser excepcional, pues no es dinero de impuestos que pague la empresa, sino salarios de sus empleados que la empresa maneja y que no debería.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón