Anulación de sentencias de los años 30

He estado pensando en cómo calificar este intento de anulación de sentencias de los años 30 por parte del Parlament y se me ocurren varias posibilidades, pero creo que «patético» sería el término más apropiado. «Ridículo» sería otra posibilidad a tener en cuenta.

El parlament, con Junts pel sí, Catalunya sí que es pot y la CUP con la anulación de sentencias de los años 30

#Anulación de sentencias de los años 30

Anulación de sentencias de los años 30. Una propuesta ridícula y patética.

Ridículo, patético… No importa cómo llamarlo, lo cierto es que estas cosas son un sinsentido y a nivel personal ya me están cargando más de la cuenta. Veo poco la televisión, pero una de las cosas que hago siempre que sale el tema separatista en danza es cambiar de canal; no importa lo que aparezca a cambio en otra cadenal… Sea lo que sea… Incluso Sálvame, será mejor que aguantar otra letanía más de pesado separatismo. A fecha de hoy aún no he sabido entender la diferencia entre el independentismo catalán y el independentismo vasco, pero mediáticamente está claro que el catalán es mucho más cargante, pesado, zafio, insistente…

A Carmena en Madrid la llaman (entre cariñosamente y con retintín) la abuela ocurrencias, pero todos estos del separatismo catalán se llevan la palma con medalla de honor en cuanto a ocurrencias sin sentido se refiere. Empezando por el total desprecio hacia lo que es España (da la sensación de que la odien más que los islamistas) y pasando por sus continuas acusaciones (España nos roba) hasta llegar a su falta de acatamiento de cualquier sentencia que no les guste. Ahora se les ha ocurrido proponer la anulación de todas las sentencias políticas del franquismo.

Esta supina estupidez viene impulsada por la Comissió per la Dignitat que lo que busca es algo así como una completa desconexión con España, rompiendo con el ordenamiento jurídico español y con el poder judicial. El primer artículo de este sinsentido es el que «declara nulos y sin ningún efecto jurídico todos los consejos de guerra sumarísimos y sus correspondientes sentencias, instruidas por causas políticas en Catalunya por el régimen franquista». Faculta además al Govern para que, en el plazo de tres meses, remita a los familiares afectados una «certificación de nulidad del procedimiento y la sentencia correspondiente».

Alegan que el Estatut de Catalunya de 1932 fue derogado en 1938 en un «acto ilegal de la dictadura franquista que solo pudo ser impuesto por la fuerza de las armas».

No voy a ser yo quien diga que lo que hizo el franquismo fuera correcto o no, pero la cuestión no pasa por anular unas sentencias de hace ochenta años. Si ese Estatut del que hablan es lo que quieren, que propongan otro similar o igual y lo hagan de manera legal, pero que no pretendan resucitarlo con la payasada de anular leyes de ocho décadas atrás. Son cansinos. Me pregunto por qué en España (la otra España) nos empeñamos tanto en que no se vayan.

Creo que no lo he dicho: Todo esto está previsto para el pleno del próximo 19 de octubre de 2016.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

10 Comentarios.

  1. Ningún español con dos dedos de frente puede entender la situación por la que está atravesando nuestro país; la escala de actos secesionistas practicados especialmente por partidos separatistas a cuyo frente se encuentran nuestros representantes autonómicos y sus adláteres no tiene otro objeto que desestabilizar el pueblo y con fines innobles; estoy totalmente convencido que esta situación la ha tolerado nuestros pasotas actuales gobernantes a los que en las urnas ya se les ha pasado factura; ahora solo queda una urgente y rápida respuesta de aquellos que pueden reprimir sin contemplaciones sus intenciones a menos que el pueblo se canse……… de paciencia nó, de ignorancia de un pueblo sin guía sí; ¿para que nos sirve todo el progreso tecnológico si hemos olvidado lo más elemental del ser humano?

  2. Las sentencias no son más que la aplicación de la ley. La sentencias pueden casarse y las leyes derogarse.. pero los efectos permanecen

    Aunque casos más extraños se han dado en España, y pongo como único ejemplo la ley del 23 de septiembre de 1939:

    “Artículo único. Queda derogada la ley de Divorcio de 2 de marzo de 1932 y las disposiciones complementarias de la misma…

    Disposiciones transitorias
    Primera: Las sentencias firmes de divorcio vincular …hayan o no pasado los cónyuges a uniones civiles posteriores, se declararán nulas por la autoridad judicial a instancia de cualquiera de los interesados

    Segunda. Las uniones civiles celebradas durante la vigencia de la ley que se deroga y en que uno o ambos de los cónyuges se hallasen divorciados, a tenor de la misma, encontrándose ligados canónicamente a otra persona, se entenderán disueltas, para todos los efectos civiles que procedan, mediante declaración judicial, solicitada a instancia de cualquiera de los interesados.”

    Es decir: decía que “derogaba una ley” pero en realidad la daba por nula por cuanto “las sentencias de divorcio” que la aplicaban fueron anuladas… ¡ojo, que existía el delito de “abandono de hogar familiar”!). Los ulteriores matrimonios civiles también se daban por inexistentes, y a los hijos tenidos… por putativos.

    Algunas otras leyes franquistas (“con sentencias que las aplicaron”) son las de Orden Público; de Responsabilidades Políticas; contra la masonería y el comunismo (1940); del bandidaje y terrorismo (1947), y la de rebelión militar (1943), etc. Las dos últimas motivaron la gran mayoría de penas de muerte y años de cárcel.

    Fuente (entre otras): publico.es/actualidad/leyes-franco-oficializar-miedo.html

    • Leyes las hay y las habrá siempre malas, pero no podemos hablar de anular sentencias de hace ochenta años. A lo sumo podríamos hablar de establecer algún resarcimiento a las «víctimas» de dichas leyes si se considerara que no fueron correctas y que causaron un perjuicio no permisible, pero de ahí a resucitar muertos va un abismo.

      • ¡Ojalá se resucitasen “con eso”, que fueron unos cuantos bastantes!

        Las leyes son siempre perfectibles, pues son obra de humanos. El problema está en que “no sean justas”. Y como no pueden hacerse desaparecer, para paliar sus efectos hay que anular sus actos de aplicación, en la medida de lo posible.

        (Es fácil de entender si pensamos en “el céntimo sanitario” y en tantas otras tropelías fiscales.)

        Establecido que no va de resurrecciones, sino “de compensaciones”, la “anulación de sentencias” de que hablamos busca restaurar el honor y el buen nombre del condenado… algo así como “al fin se ha reconocido mi padre no fue un delincuente, aunque una Sentencia del TOP así lo dijera”.

        PS.: Visto por ahí: pbs.twimg.com/media/CBF92O9WgAActuL.jpg:large

  3. Ya que se habla de constitucionalismo, a ver si alguien puede explicar quien incumple la Constitución más que el PP y el PSOE. Hay premio para quien lo demuestre.

  4. Creo Ramón que no ha entendido lo que pretenden, no estos independentistas, sino toda la izquierda en general. Sí, el Psoe de Zapatero también, que con su Ley de memoria histórica lo que pretende es volver a la segunda república y hacer que la época franquista sea un paréntesis histórico deslegitimado. Y deslegitimar de paso todo lo ocurrido desde entonces.

    El objetivo último es torpedear de raíz el pacto constitucional de la transición basado en el consenso entre derecha e izquierda y también con los independentistas (nacionalistas llamados entonces en su disfraz). Es decir, volver a la Ruptura, como se llamaba en la transición, y que finalmente Carrillo deslegitimó con si adhesión al pacto y al consenso. Sólo quedó la Platajunta radical (compuesta básicamente por republicanos radicales como Gracia Trevijano) defendiendo esa postura que Zapatero resucitó en 2006.

    Esa es una condición que los del Tripartito catalán pusieron a Zapatero en su investidura y que se ha mantenido desde entonces porque son los separatistas, y no sólo los catalanes, los que la propugnan. Es un torpedo en la línea de flotación al sistema constitucional vigente, incluida y sobre todo a la monarquía. Pero también al sistema de autonomías que iguala a todas por igual. Se pretende instaurar una Federación asimétrica, lo que se llama una Confederación, es decir la adhesión voluntaria mediante pacto constitucional de todas las regiones (federaciones) cada una con su pacto tipo convenio vasco. Es decir que el resto de los españoles tenemos que pagar un peaje de desigualdad a las denominadas nacionalidades históricas: Cataluña, País Vasco y Navarra y Galicia.

    No voy a entrar en describir lo que ocurriría porque eso ya se experimentó precisamente en la segunda republica y se llegó al cantonalismo, con independencias de Cartagena y otras ciudades…es decir el Reino de Taifas republicano. Y plagado de golpes de estado y revoluciones cada vez que la derecha ganaba las elecciones. Eso es lo que quieren resucitar y de lo que tienen morriña….

  5. yo los conozco a estos buenos mozos desde que tenía 18 años y estuve por barcelona, y tengo una cosa clara si hubiese referendum en toda España se iban pero por goleada, eso si habría que hablar de deuda pública, pensiones, los españoles que tienen vivienda en la costa y no quieren ser catalanes en fin una serie de cosas y despues de éso una valla de 25 metros de altura como en Gaza, y adiós y hasta nunca, así de fácil es el tema, y que les devuelvan a sus conciudadanos todo lo que han robado los pujol los más y toda la panda de CIU con el consentimiento de los diferentes gobiernos de España, entre ellos el que empezó todo Sr. Felipe Gonzalez, caso Banca Catalana que nos costó la broma 300.000 millones de ptas. de la época.

  6. Entre otras cosas, todo esto del proceso, está sirviendo para tapar la corrupción de CIU, Pujoles, Mas, etc, si los políticos no menearan el tema, los catalanes no se preocuparían por la independencia.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón