Anotaciones al margen de las escrituras de constitución cuando se venden participaciones.

A fecha de hoy resulta un tanto decimonónico y absurdo que todavía algunos notarios se empeñen en anotar a boli en el margen de las páginas interiores de las escrituras los llamados “vendí”. Son muchos los que ya no siguen esta práctica, pero todavía nos encontramos con alguno. Según mi criterio, esto choca con la práctica mercantil por mucho que siga reflejado en algún antiguo reglamento notarial:
1.- La titularidad de los socios no aparece en el registro mercantil, salvo la de los fundadores, pero en caso de venta, no solo no aparecen los datos de los nuevos socios, sino que ni tan siquiera se hace mención a esa venta. Eso hace que la venta y la titularidad de los nuevos socios sea algo privado que no tenga que ir uno aireando por ahí si no le interesa.
2.- El hecho de que el notario anote el “vendí”, además de que resulta antiestético en el documento, evidencia una fecha de venta, de manera que cuando esa escritura de constitución se presenta en algún lugar, estamos informando de una venta. ¿Por qué tenemos que informar de ella si la ley de sociedades no solo no obliga a ello sino que además impide su inscripción pública?
3.- Es una norma completamente inútil porque esa anotación no impide lo que se supone que debe impedir que es que unas mismas participaciones se vendan más de una vez, y no lo puede impedir porque en cualquier momento se puede pedir una segunda copia autorizada de la constitución y llevarla al registro mercantil alegando que se ha perdido la original. El registro pegará la etiqueta de inscripción y tendremos una nueva (y limpia) escritura de constitución.
Por lo tanto las preguntas básicas que me planteo son:
¿Por qué se hace si va en contra del criterio mercantil?
¿Para qué se hace si no puede impedir la venta ilegítima posterior?
La respuesta es que vivimos en un país donde muchos somos a menudo más papistas que el papa.
Ramón Cerdá 
Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón