Amic dels Llibres reseña mi novela ALDEA

Aldea

Dice La Biblia que los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos. Esto es lo que me ha pasado a mí a la hora de leer la novela de Ramón Cerdá: Aldea. Después de leer toda su obra literaria la que se ha quedado para el final ha sido la primera que el autor publicó.
Aldea es un libro que sin mirar la sinopsis en la tapa posterior y sólo viendo la portada ya podemos averiguar algunos rasgos que encontraremos; sexo, violencia o algún crimen y por supuesto todo ello ambientado en un pueblo rural.
María es una mujer de unos cuarenta años, delicada de salud que vive en una aldea gallega con su único hijo, su marido y su padre de ella que vive en una cabaña en el bosque, además en la aldea vive otra familia que también tiene un niño de edad similar al suyo. El resto de la gente ha ido yéndose de allí. María sufre el tormento de los malos tratos físicos y psicológicos por parte de su marido.  Además de tener problemas con el alcohol, suele  frecuentar un prostíbulo donde se deja parte de su sueldo en bebida y prostitutas. La otra familia lleva una vida sencilla y ordenada.
La historia se  va tejiendo desde los distintos puntos de vista de los personajes según se va desarrollan las acciones, incluso el perro tiene su punto de vista de las cosas. Como mensaje de fondo se puede divisar el pensamiento maquiavélico de que el fin justifica los medios. Ramón también nos muestra el estilo de vida sencillo en una aldea hace unos pocos años atrás.
Ramón en esta ocasión ha creado una novela corta, de ritmo ágil en las acciones y caracterizado por su estilo de escritura sencilla sin palabras rebuscadas, lo que hace que su lectura sea rápida y amena, sin perder el encanto que caracteriza sus obras más largas.
Feliz lectura.

 

Enlace al interesante Blog AMIC DELS LLIBRES

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Ahgel Garcia Marquez

    tenia una sociedadlimitada que contrato una obra en permuta de suelo por obra teminada tenia concedido el prestamo al promotor de palabra co el banco, los aportadores del suelo estubieron 8 meses discutiendo con el Ayuntamiento, la entrada al garage por un sitio que no les correspondia, despues de ocho meses desisitieron de sus pretensiones y se reformo de nuevo el proyecto nos concedieron la licencia de obra, y solicitamos el prestamo al promotor, pasados 90 dias ya teniamos teniamos el 90% de la estructura y el banco nos denego el prestamo, que meses antes nos lo ofrecia el propio banco, y asi al quedarse la Sociedad sin liquidez, paramos la obra y vendimos la Sociedad con la obra ejecutada, el que compró la sociedad Dos años despues, no a hecho nada en la obra, ahora los aportadores del suelo nos denuncian a nosotros despues de 2 años de vender la sociadad, Quien es responsable, el que vendio la Sociedad por falta de liquidez, el que compró la sociedad, o los aportadores del suelo que nos demoraron ocho meses el comienzo de la obra, y por ese motivo el banco no nos concedió el prestamo al haber entrado en recesion la economia española, Gracias por su respuesta.

    • Esto creo haberlo respondido ya:

      Lo que pregunta es algo muy complejo; todos, de un modo u otro son responsables, pero en primera instancia lo es la propia empresa que es quien contrata con los demás. Los perjudicados, si quieren reclamar deben hacerlo a la empresa, y si la empresa no puede hacer frente a sus responsabilidades o no es solvente, cabe la posibilidad de buscar más responsables subsidiarios entre los que han sido administradores de la sociedad. No es nada fácil y debe demostrarse un cierto dolo en la actuación de los administradores, pero hay casos en que puede hacerse.

      En cuanto a que se pueda suponer que es el último propietario quien es responsable de todo, nunca es así; es cierto que cuando se compra una sociedad se pueden adquirir responsabilidades, pero la gestión del anterior administrador, si ha sido incorrecta, sigue manteniendo responsabilidad mientras no prescriban los hechos.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón