Al colegio en helicóptero

Hasta ahora, las subvenciones para transporte escolar se calculaban en base a unas distancias previamente establecidas, de manera que si el domicilio del alumno distaba más de lo previsto, tenía derecho a una subvención, y, si por el contrario estaba más cerca, no correspondía subvención alguna.

Independientemente de que sean adecuadas, convenientes y necesarias estas subvenciones o no, lo que no tiene mucho sentido es el cambio de criterio que este año han tenido, al menos en la zona de Ontinyent (Valencia).

Por lo visto la distancia subvencionable no ha cambiado; imagino que porque eso es algo que tendrá que modificarse legislativamente; en cambio se aprobarán menos…

¿Cómo lo han conseguido?

¡¡ Alguien con creatividad y basándose en la misma norma preexistente ha tenido la idea de que la distancia sea medida en línea recta desde el domicilio hasta el colegio !!

¿Qué sentido tiene esta interpretación? ¿Acaso el transporte escolar se realiza en helicóptero? Es totalmente absurdo establecer la linea recta porque no puede utilizarse, ni para ir a pie, ni en automóvil; cuando se habla de distancias entre un lugar y otro deben ser medidas en función del camino a seguir y el medio de transporte a utilizar, y no en una hipotética vista desde el cielo.

El caso es que es de suponer que este cambio de interpretación ha sido tomado con la única finalidad de reducir los alumnos con derecho a subvención. Otro recorte más, si, pero creo que un recorte basado en una ilegalidad, o al menos en un absurdo. Lo lógico hubiera sido que cambiaran la distancia subvencionable.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón