Actitud policial preocupante. ¿Se nos va esto de las manos?

Tengo la sensación (aunque es solo una sensación) que cada vez hay más gente que quiere ser policía. Supongo que algunos lo serán por vocación (eso de la lucha contra el crimen y la corrupción y cosas así), pero muchos lo son por lo que implica ser policía (cuestión de autoridad, uniforme…). Y esa sensación que tengo por lo que observo a mi alrededor, se hace más evidente cada vez que sale una noticia en la que algunos policías (a menudo jóvenes) cometen sin ningún pudor abusos de todo tipo. Esa es la actitud policial preocupante a la que me quiero referir. Ejemplos pueden haber muchos, pero me voy a centrar en una noticia reciente:

Actitud policial preocupante: Municipales contra Guardia Civil

Esta vez han sido dos policías locales de Leganés. El Ministerio Fiscal pide para ellos dos años y tres meses de prisión, más una inhabilitación de diez años.

#Actitud policial preocupante

Actitud policial preocupante. Si se maltratan entre ellos, ¿qué no harán con nosotros?

Resumo los hechos según los cuentan las noticias a las que he tenido acceso:

Los dos municipales se encontraban en una intervención en las inmediaciones de un cuartel de la Guardia Civil. Los hechos se remontan a septiembre de 2013.

El guardiacivil implicado estaba prestando servicios de protección y seguridad en las instalaciones (de paisano y armado). Se dirigió a los municipales identificándose como miembro de la Guardia Civil para interesarse por la actuación que estaban llevando a cabo en esos momentos.

Por lo visto eso no les gustó y no le facilitaron la información. Además, se lo quisieron quitar de encima con frases fuera de lugar: «vete por ahí»; «métete dentro del cuartel y déjanos trabajar».

Uno de los municipales lo agarró del brazo y el guardiacivil puso su mano en el pecho para apartarlo.

El guardiacivil acabó detenido por agresión. Detención que duró diez minutos, hasta que miembros de un tercer cuerpo policial (Policía Nacional) intervinieron.

 

Sin duda estamos ante una actitud policial preocupante. Si se tratan así entre ellos, ¿qué no harán cuando el tercero sea un ciudadano normal y corriente como usted o como yo?

Siempre he dicho que lo de la cárcel en un caso de estos para mí es secundario, pero en lo que tendrían que ser estrictos es en apartarlos a perpetuidad de cualquier cuerpo policial. Este tipo de gente no puede seguir teniendo rango de autoridad sobre un ciudadano. Son escoria.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Mozos,civiles,locales,nacionales,erchainas,sirviendo al ciudadano a base de multas.Menudo estado policial.

  2. Sin ánimo de parecer demasiado negativo, no cabe esperar en una sociedad que ha perdido el norte en casi todos los ámbitos tener unas FyCSE propias de un pais democrático.

    Si no hay una auténtica separación de poderes o si políticos corruptos afirman sin rubor que “han sido absueltos por las urnas” ¿qué podemos esperar?

    Leo reciéntemente en twitter que un policía se ha quitado la vida. Lamentable. D.E.P. Me temo que no es el primero y que no será el último.
    Leo también, a poco que busque, que dentro de la GC los abusos y acoso laboral a los agentes están a la orden del día. Tanto como para que algunos agentes que no se han doblegado ante ellos hayan terminado fuera del cuerpo.
    En algunos casos tienen nombres y apellidos y podría mencionar a bote pronto a Juan Carlos Toribio. Pero hay más, por supuesto.

    Así que no me cuesta casi nada inferir que los buenos profesionales estarán desmotivados, aburridos o, probablemente, se han buscado ya la vida en otros sectores donde estén mejor considerados.

    ¿Quienes quedan entonces para “servirnos y protegernos”? Pues mucho me temo que lo peor de cada casa.

    No quiero generalizar ni ofender a todos los agentes que salen cada día a hacer su trabajo lo mejor que pueden y a quienes debemos agradecer nuestra libertad y seguridad. Pero siento que de esos, van quedando cada vez menos.

  3. La selección de personal en la Guardia Civil y en la Policía es muy estricta en el análisis psicológico. Precisamente para detectar autoritarios o individuos que buscan servirse del puesto y no servir a la sociedad. Y aún así se dan muchos casos de autoritarismo sobrevenido o simplemente de delincuencia. El poder corrompe. Ya lo dijo Montesquieu.

    En la municipal ya es harina de otro costal. Se le dan armas a individuos que no deberían llevarlas. Pero lo peor es el grado de “autoridad” que significa que puede privarte de libertad y su palabra tiene visos de veracidad salvo prueba en contra. Esto es casi tanto peor y más peligroso como estamos viendo.

    En Madrid, caso que conozco mejor, en la policía municipal hay dos grados, la de movilidad (que no pueden llevar armas y sólo dirigen el tráfico) y la municipal que es una verdadera policía. Los que no aprueban la segunda pueden acceder a la primera. Ahora que el ayuntamiento está gobernado por Podemos (en su versión Ahora Madrid) se quiere igualarlos a todos y que sean todos policías con armas y presunción de autoridad penal.

    Es un intento más de Podemos de desnaturalizar a la policía a la que si no odian, si quieren dejarla fuera de juego. Otro ejemplo es que han disuelto a los antidisturbios municipales, que en una ciudad como Madrid, que tiene más manifestaciones en un día que otras en un año, es simplemente una estupidez (intencionada, para debilitar cualquier sigo de autoridad).

    Por eso siempre me ha parecido bien que haya varios cuerpos de seguridad totalmente independientes, la Guardia Civil, La Policía Nacional y el resto. Así se controlan entre ellos. La anécdota que se trae hoy es precisamente un ejemplo. A ninguno le gusta que le controlen pero el equilibrio entre todos los poderes es la base de la democracia y la garantía de las libertades, no una constitución escrita en un papel si los que la tienen que cumplir y hacer cumplir no lo hacen.

    • A mí también me parece bien que haya cuerpos distintos, y que uno de ellos tenga carácter militar, y por tanto de mentalidad diferenciada, tampoco es malo. Y en los municipales (y qué decir ya de los de movilidad) parece que cabe de todo.
      En cuanto a sus comentarios sobre los amigos podemitas, no sé si está muy acertado o no, pero desde luego lo parece.

  4. José Antonio Gracia Percebal.

    Y la culpa la encontramos en el entramado de policías diferentes, competencias, leyes “sin afinar” ni terminar del todo… y como dice Usted en la lentitud para corregir actuaciones como esta y otras.

    Pienso que en la selección se debería poner un listón muy alto para dejar fuera a todo aspirante que tuviera “vicios” en su personalidad. Ya sabemos que hay una minoría que en cuanto tienen una placa se piensa que son los “justicieros del mundo mundial y los amos del calabozo” Bueno, pues a estos, en cuanto se les detecta fuera.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón