A propósito del NIF intracomunitario -VIES-

Ya quedaron lejos los gloriosos dias en que Hacienda concedía el NIF intracomunitario -VIES- de oficio al poco tiempo de disponer del NIF definitivo. Por aquel entonces cualquier empresa (incluso las nuestras, por supuesto) disponían del NIF intracomunitario para operar de inmediato en este tipo de operaciones. Poco  duró la alegría porque sin previo aviso dejaron de otorgarlo de oficio y había que solicitarlo expresamente.Eso no fue problema porque bastaba con presentar un 037 (actualmente sustituido por el macroimpreso 036) de solicitud y a los pocos días estaba operativo. Con ello se conseguía casi tanta agilidad como con la concesión de oficio y no había ningún problema.

Pero esta fase pronto se modificó y cuando alguien pedía darse de alta en alguna actividad considerada de alto riesgo por Hacienda, automáticamente paralizaban la concesión del intracomunitario y no había forma de conseguirlo rápidamente. Eso solía ocurrir principalmente con las actividades de COCHES, TELEFONÍA MÓVIL y ELECTRÓNICA.

La imaginación del contribuyente pronto se puso en marcha y lo que se hacía entonces era solicitar el intracomunitario con otra actividad menos conflictiva como TEXTILES, ZAPATOS, etc. Al fin y al cabo el número era el mismo y el proveedor que lo consultaba, difícilmente sabía en qué actividad estaba uno dado de alta. Los proveedores de vehículos; principalmente los de Alemania, siempre más dados a las comprobaciones, solían pedir a su cliente un justificante del alta en el epígrafe correspondiente, pero solían conformarse con una copia remitida por fax o escaneada por e mail, con lo cual el problema se solucionaba fácil.
También esto pasó a la historia porque Hacienda siempre acaba moviendo ficha ante cualquier desviación que detecta y directamente optó por cortar por lo sano a pesar del enorme daño que ocasionó y sigue ocasionando a muchos contribuyentes totalmente legales. No solo dejó de dar intracomunitarios sino que a las bravas empezó a eliminar los que ya existían. Dieron de baja practicamente todos aquellos que estaban localizados en algún Centro de Negocios o similar, y todos aquellos que a su parecer eran “sospechosos”. Eso obligó a muchos contribuyentes a tener que volverlos a solicitar y pasar por un calvario de trámites para recuperarlo, lo cual no era garantía de que al cabo de un  par de meses más volvieran a perderlo.
Hacienda consiguió con ello quitarse de en medio a muchos que no se atrevieron a reclamar dada su situación no del todo regular, aunque no necesariamente ilegal. Pero esto nunca lo admitió la Administración que siempre decía que había sido un problema informático. Esto se lo creyeron solo unos pocos, entre los que desde luego no nos incluimos nosotros.
Llegados a este punto de no retorno, ahora es muy difícil conseguir el intracomunitario (por ello no tenemos habitualmente sociedades que ya dispongan de él).
Trabas actuales:
1.- Habitualmente visitan el domicilio dos agentes tributarios. Si se trata de un Centro de Negocios la cosa está j….. Si no es un Centro de Negocios pero hay muchas sociedades domiciliadas, también hay problemas de base. Si es un domicilio normal, pero no tiene instalaciones apropiadas, tampoco les gusta. En definitiva, que quieren a ser posible una planta baja de cierto tamaño con un bonito cartel identificador, etc. etc.
2.- El objeto social de la empresa debe de incluir necesariamente la actividad que se indica en el 036 como solicitante del intracomunitario.
3.- Normalmente quieren verle la cara al administrador porque en estas cuestiones se suele utilizar mucho al “hombre de paja”
4.- Si el administrador es extranjero, el handicap es mayor y por lo tanto las posibilidades de conseguir el intracomunitario bajan drásticamente incluso en los casos en que disponga de NIE. Si no dispone de NIE, directamente que se olvide. No hace falta que lo pida.
5.- A veces piden facturas proforma de proveedores “fiables” a nombre de la empresa solicitante como garantía.
6.- Si el solicitante dispone de alguna otra empresa con intracomunitario que esté totalmente limpia y al día en sus obligaciones fiscales, se puede utilizar como referencia ante la Administración, aunque hay que ir con mucho cuidado porque podría tener el efecto contrario: Que en vez de obtener el nuevo se pierda el viejo.
ALGUNAS CONCLUSIONES:
1.- Si usted pretende montar una actividad totalmente legal pero por circunstancias domicilia la sociedad en un Centro de Negocios, será tan sospechoso como Al Capone lo era durante la Ley Seca y va a ser muy difícil que se lo den.
2.- Curiosamente puede ocurrir lo contrario. Quizás usted pretenda realizar un importante fraude de IVA y no le suponga ningún problema disponer de un administrador con buena cara y alquilar un local durante un par de meses y comprar un bonito y barato letrero de metracrilato con el nombre de la empresa. Incluso podría darse de alta en alguna actividad no considerada de alto riesgo y dar de alta una linea telefónica aprovechando alguna oferta de ONO. Según los actuales criterios de la Administración podrían darselo en pocos días. Incoherente, ¿verdad?
3.- En definitiva, la Administración como en tantas otras ocasiones está dando PALOS DE CIEGO, pero a la altura de la cabeza y golpea indiscriminadamente contando cada golpe como un acierto y un punto a su favor, sin darse cuenta de que se equivoca la mayoría de las veces y de que quien pretende engañarle se le escapará de entre los dedos mientras que los que teóricamente no tienen nada que esconder se pueden llevar un buen golpe en la cabeza.
¿PASARÁ ESTO?
Interpretamos que se trata de un punto de no retorno como antes hemos indicado. A lo sumo la Administración tendrá que dedicar sus medios y personal en otras cuestiones y no podrá mantener el nivel de alerta que desde noviembre de 2004 está teniendo. La cosa quizás se relaje un poco, pero los buenos tiempos no volverán.
¿QUÉ OCURRIÓ EN NOVIEMBRE DE 2004?
Se publicó el Borrador del Plan de Prevención contra el Fraude Fiscal que está siendo el libro de cabecera de todo funcionario bien aplicado y la pesadilla de muchos buenos contribuyentes, pero en realidad es solo un pequeño obstáculo para quien en lugar de ser un buen contribuyente que paga puntualmente sus impuestos es un profesional del fraude. Como siempre, la Ley atrapa al más débil que normalmente ni siquiera es culpable.
Busque en el diccionario la palabra PARADOJA y le aparecerá la definición del comportamiento de la Administración: Razonamiento que, a partir de premisas supuestamente verdaderas, conduce a resultados contradictorios.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. Alta previa de operador intracomunitario. VIES - ROI | - pingback on 18 mayo, 2016 @8:01

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón