¿Por qué no nos dicen cuánto han aumentado las ventas de tabaco para liar?

Llevo varios días viendo en televisión otro ejemplo de manipulación de estadísticas que resulta molesto porque una vez más nos tratan como ignorantes. ¿Por qué se está insistiendo tanto en que las ventas de cigarrillos han descendido en un 17% este año? Sin duda porque uno de los objetivos con la Ley antitabaco  era que descendiera el consumo de tabaco, eso parece evidente. Paralelamente nos dicen que han descendido los ingresos hospitalarios por enfermedades derivadas del tabaco y que incluso hay menos casos de niños con asma. Todo eso está muy bien, pero tendríamos que saber qué criterios se siguen para determinar qué ingresos hospitalarios van a parar a la bolsa de «por tabaco» y los que van a «otras causas», los pacientes no llevan una etiqueta pegada en la frente cuando acuden al médico y son cosas que no se pueden determinar fácilmente; basta un ligero cambio de criterio para que la balanza se incline hacia uno u otro lado, según interese más. De todos modos lo que más me ha llamado la atención es lo del «descenso en el consumo de cigarrillos», cuando incluso después de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco se seguía informando de que crecía el número de fumadores.

La última noticia que vi sobre el asunto me dio la respuesta al enigma. Cuando hablan de «venta de cigarrillos» no se incluyen en esta categoría las cajas de tabaco para liar… ¿Alguien se ha fijado últimamente en la cantidad de gente que se lía sus propios cigarrillos? Sin duda la crisis, ya larga, se ha encargado de que muchos fumadores hayan optado por este método mucho más económico de seguir fumando. ¿Por qué no nos dicen cuánto se ha incrementado esta venta de tabaco? ¿Quizás porque no interesa que se conozca el dato?

Cierto que el Gobierno debió darse cuenta de esta tendencia porque no se explica cómo aumentó en un 60% el impuesto del tabaco para liar, cosa que puede hacer que la tendencia se invierta de nuevo y a la gente ya no le interese tanto comprar tabaco suelto, pero en cualquier caso, el año 2011 ha sido sin duda el año del tabaco para liar, y eso afecta a las estadísticas.

Un ejemplo lo tenemos en un artículo publicado por SUR.es

«Ana María González, de 65 años, y su hijo, de 42, están en paro. Ambos son fumadores y desde hace meses compran una bolsa de tabaco de liar al día para los dos que les permite un importante ahorro, ya que por 1,60 euros diarios tienen el equivalente a unos dos paquetes de cigarrillos. Como ellos, otros muchos malagueños han encontrado en la picadura de liar la alternativa barata al cigarro tradicional, lo que ha hecho que las ventas de este producto hayan aumentado un 69% en la provincia en un año, frente a la caída del 11% en el consumo de paquetes de cigarrillos, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos.»

 

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. Excelente artículo Ramón. La estadística oficial es una muestra más del uso de nuestros impuestos para fines políticos, del partido que gobierna, y prueba que la proliferación de los gastos supérfluos ha conducido al descomunal despilfarro público.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón